Rosario Flores, tradición gitana

La cantante y compositora española interpretará en la capital su nuevo disco, ‘Rosario’, producción nominada al Grammy Latino como Mejor Álbum Pop Contemporáneo.

Rosario Flores dice que la verdad propia es la más importante. / Luis Ángel

- Es cantante, compositora y actriz. ¿Cuál es su faceta favorita?

Subirme al escenario para cantar y bailar. Componer también me encanta. Soy música y aparte del estudio lo que más me gusta es estar frente al público. Siempre digo que el que no haya venido a verme en directo no me conoce para nada.

Dicen que su forma de bailar también asombra...

Nosotros los flamencos bailamos y yo tengo mi baile particular. Todo lo que está en el show no está pensado, no llevo ninguna coreografía, está todo improvisado, lo que me salga del corazón.

Su disco ‘Rosario’ acaba de ser nominado al Grammy Latino en la categoría Mejor Álbum Pop Contemporáneo.

Con un poco de suerte este sería el tercero, estoy contentísima solamente por estar nominada. Me parece maravilloso el regalo.

- De esa última producción, ¿cuál es su canción favorita?

Todas son escritas por mí, todas son vivencias mías, sentimientos míos y todas tienen un rinconcito en mi corazón.

Háblenos de ‘Yo me niego’.

Es un canto a que me niego a todas las injusticias que hay en la vida, que luchen por su verdad y que sea justo lo que te tenga que pasar, y sale de adentro de mi corazoncito.

- Y sobre el vallenato que también incluye el disco, ¿es un tributo a Colombia?

En Colombia siempre me he sentido muy querida. Hay grandes músicos que siempre me han llamado para trabajar con ellos y yo ya hice vallenatos: Sin medir distancias y La casa en el aire, del maestro Escalona. Los vallenatos se pueden pasar muy bien a rumba.

- ¿Cuál es la relación de Rosario con el folclor latinoamericano?

Me identifico con muchísimos ritmos que hay por aquí, porque mis padres al salir por América los conocieron y se los trajeron.

- ¿Cómo define su estilo?

El flamenco por mi casa, luego me tocó vivir toda la música de la calle, que era mucho soul, R&b, James Taylor, Tina Turner, James Brown y siempre me he considerado una Gipsy Funky. Mezclo mucho con bajos funkys, con guitarras funkeras. Soy un poco una consecuencia de todos los ritmos que he escuchado en mi vida.

- ¿A raíz de esa faceta grabó ‘Love me do’, de The Beatles?

Fue por Narada Michael, un productor importantísimo, que produjo a Whitney Houston e incluso a Michael Jackson. Estuvo en España buscando artistas, me llamó y me dijo que cantara en inglés. Soy muy fan de los Beatles y se me ocurrió Love me do, y me dijo ya está. Para mí fue todo un orgullo.

Uno de sus grandes éxitos es ‘Sabor, sabor’. Háblenos de esa canción.

Siempre me lo piden, fue una de mis primeras canciones en mi primer disco, De ley. Fue escrita por mi hermano Antonio, es una canción maravillosa y seguramente voy a disfrutarla con vosotros este sábado.

Proviene de una familia de artistas, ¿cuál fue la mayor enseñanza de su padre Antonio González, ‘El Pescaílla’, y su madre Lola Flores, ‘La Faraona’?

Mis padres amaban el arte y lo primero que nos enseñaron fue a sentirlo, ser verdaderos y demostrarlo. Mi padre me dijo que disfrutara y fuera verdadera, que realmente cantara y que hiciera la música que me gustara, y que fueran mis sentimientos y mi verdad. Al público no lo engañas, siente cuando estás expresando algo de verdad.

¿Y de su hermano Antonio?

Entre hermanos no nos dábamos consejos, porque ya estábamos llenos de los de nuestros padres.