"Seguimos pensando en hacer discos"

La banda mexicana está en Colombia para participar en el 2º Concierto de la Esperanza, que se realizará en Bogotá mañana, a partir de las 3:00 p.m., en la Plaza de Bolívar.

Quique Rangel durante un concierto de Café Tacvba. Al fondo, el cantante Rubén Albarrán. / EFE

Café Tacvba regresa al país después de ser una de las bandas más aclamadas durante el reciente Festival Estéreo Picnic. ¿Qué representa para el grupo tocar en Colombia?

Para nosotros es un reto visitar Colombia para realizar diferentes foros y seguir cautivando a distintos públicos. En el Festival Estéreo Picnic nos encontramos con gente muy joven, que tal vez no nos ha acompañado desde el comienzo. Hay una relación muy interesante entre el grupo y Colombia.

¿Fue drástico el paso de la atmósfera independiente a los escenarios masivos actuales?

Nosotros no esperábamos ese cambio de atmósfera, ni mucho menos lo buscamos. El alcance masivo no era una opción para los grupos que surgieron a finales de los 80 en México. En aquel entonces, grupos como nosotros buscábamos foros para que nos escucharan. Sin embargo, cuando los medios ven una respuesta positiva de la gente, replican los contenidos. Nos tomó por sorpresa y nunca lo dimos por hecho.

Cuando surgió la banda, las propuestas musicales miraban a Europa y Estados Unidos. Ustedes optaron por el folclor y por reflejar su país, ¿por qué?

Cuando arrancamos no lo sabíamos, luego lo volvimos consciente. Cuando surgimos en Ciudad de México, compartíamos la iniciativa con varios grupos y recuerdo que no entendíamos por qué siendo mexicanos no cantaban en español. No teníamos posibilidad de llegar al mercado anglo; en cambio, el acceso a la música de raíz era directo. Nos hicimos diferentes al mostrar lo nuestro, lo latino.

¿Cuál de los trabajos discográficos refleja mejor la identidad de Café Tacvba?

Una canción como Chilanga banda, que no es nuestra sino de Jaime López, puede postularse como la verdadera identidad del grupo. En el calor de la lengua callejera de México, se decía que era un suicidio comercial nombrar ese tema como sencillo radial del registro Avalancha de éxitos, porque era muy exclusiva. Sin embargo, logró una atención insospechada y para nosotros refleja el espíritu real de la banda. Cuando más nos vamos a la raíz, más gente nos escucha.

Para ustedes, el estudio de grabación es un laboratorio. ¿Cómo es el proceso creativo para hacer sus canciones?

Cada canción exige un proceso distinto. Nos acercamos a cada arreglo de manera diferente dependiendo de las inquietudes que tengamos. Las mismas canciones nos van llevando por terrenos insospechados. Por eso en el más reciente trabajo, El objeto llamado disco, retomamos algunas influencias tradicionales de antaño, aunque tratamos de no caminar por un sendero ya andado. Somos los mismos cuatro individuos, pero no es el mismo grupo.

En esta época digital, ¿qué tan importantes son los discos físicos?

Café Tacvba sigue pensando en hacer discos. El nombre de nuestro nuevo registro es tan irónico como nostálgico. Creemos en las obras completas en la música y que hay que escucharlas de principio a fin. Hay grandes canciones que la gente piratea más, pero en el discurso completo hay matices valiosos.

En Colombia participarán en un foro y en un concierto sobre la esperanza. ¿Les gusta mantener la conciencia social?

Es un honor que nos consideren como invitados para un evento que tiene un reflejo importante para la sociedad colombiana. Es una oportunidad para que nuestra música sirva para algo más que divertir o acompañar.

Conversatorio: jueves 16 de mayo, 6:00 p.m. Coliseo U. Pedagógica Nacional (Carrera 13 número 72 - 20). Entrada libre.