“Soy caqueteña, pero me siento opita de corazón”: reina nacional del Bambuco

Paola Joven estudia séptimo semestre de derecho y sueña con mostrar la cultura huilense en toda Colombia .

Paola Joven, luciendo orgullosamente el vestido insignia del bambuco, asegura que más que un reinado este evento es el sentir de una cultura. / Óscar Pérez - El Espectador
Paola Joven, luciendo orgullosamente el vestido insignia del bambuco, asegura que más que un reinado este evento es el sentir de una cultura. / Óscar Pérez - El Espectador

¿Soñó con ser reina algún día?

De pequeña no quería ser reina, pero con el transcurrir de los años se fueron dando las cosas.

¿Cómo nació la idea de participar en el Festival del Bambuco?

En Caquetá también celebramos la Fiesta de San Pedro y participé en un certamen municipal, representando al municipio de La Montañita. Luego, recién salí del colegio, se me ocurrió aprender a bailar el sanjuanero, mi familia me apoyó y lo curioso fue que me dijeron que si bailaba bonito me dejaban participar. Cuatro años después fui la Reina Nacional del Bambuco (risas).

¿Por qué el Festival del Bambuco y no otro certamen?

La verdad, vi en el Reinado Nacional del Bambuco una ventana para mostrar las cosas lindas que tiene mi departamento, mostrar sus fortalezas y cambiar ciertos estigmas que se tienen en el país. Caquetá es muy joven, sólo tiene 34 años y no contamos con una cultura establecida. Con mi participación quise dejar en su historia un granito de arena, para que sea considerado una tierra pluricultural y que cada uno de sus habitantes se sienta orgulloso de eso.

¿Qué debe tener una mujer para ser reina del bambuco?

Según el Festival, hay dos tipos de calificaciones: la primera es objetiva, tiene que ver con un puntaje estipulado por la corporación, donde el 60 % equivale al baile, y el otro 40 % entrevista con el jurado; la segunda es desfile, belleza y apoyo de la comunidad, pero para mí lo más importante y esencial es conocer la importancia que tiene ser la representante de una cultura. Al entender esto, uno empieza a amar y el resto se facilita.

¿Qué se debe tener en cuenta para bailar bien el bambuco?

Para el baile es necesario tener mucha fortaleza y conocer bien el cuerpo, porque requiere movimientos estéticos, fuerza y elegancia. La fuerza, no como sinónimo de brusquedad, se utiliza para poder manejar el traje, la estética para colocar bien los brazos de tal manera que se vea elegante, suave, pero no exagerada, y debe ser muy coquetas con los movimientos, así como mostrar una conexión con el parejo.

¿Cuáles son los pasos principales en este baile?

Tiene tres pasos esenciales: el bambuqueo; el camino punta talón, que es el que le da la elegancia y la contradanza, y el paso de los tres cuartos. En cada uno de ellos la mujer siempre demuestra la alegría, la elegancia en sus brazos y la fuerza en sus pies.

¿Qué hace atractivo este Festival comparado con otros realizados en Colombia?

Es uno de los más importantes, y busca fortalecer una tradición y hacer que permanezca en la mente de cada una de las generaciones. La gente debe entender que más allá de un reinado, el Festival del Bambuco es el sentir de una cultura.

¿Cómo será la celebración del Festival del Bambuco número 56?

Irá del 22 de junio al 4 de julio. Este año los eventos serán gratuitos, para que sean más asequibles a la comunidad. Contaremos con un evento central amenizado por el Caballero de la salsa Gilberto Santa Rosa y un evento privado con el samario Carlos Vives, quien cerrará las fiestas.

¿Cuál es la labor de una Reina del Bambuco?

Huila maneja un tema bastante grande en la asistencia a los eventos nacionales, la reina es la imagen y quien lleva todo el conocimiento de lo que en cuanto a la cultura huilense se refiere.

¿Qué viene para usted después del bambuco?

Considero que la tarea cultural nunca termina, al contrario, se fortalece a diario. Me gustaría ligar el derecho, que es mi carrera, con todo el tema de cultura, y esto depende de lo que me depare el destino.

¿Le gustaría ser reina nacional de belleza?

Estamos en consideración, sería un gran honor poder lograrlo, esperamos que la siguiente entrevista sea como Señorita Caquetá al Reinado Nacional de la Belleza.

 

 

últimas noticias

Juan Pablo Llano y la cultura de la forja

Pedro Mar, de Colombia para el mundo