"Soy más intuitiva que inteligente"

La mexicana, que acaba de presentar su disco ‘Altos de Chavón. El concierto’, afirma que no hace canciones por encargo y que no es una artista de éxitos radiales.

Ana Gabriel cuenta que así no sean escritas por ella, se apropia de todas las canciones que han pasado por su garganta. / Gustavo Torrijos - El Espectador
Ana Gabriel cuenta que así no sean escritas por ella, se apropia de todas las canciones que han pasado por su garganta. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Con toda la experiencia que tiene en el mundo del espectáculo, ¿nunca se acostumbró a las fotos?

Nunca me han gustado las fotos. Hay que empezar diciendo que cuando era niña nunca tuve cámaras y eso hace que yo no sepa posar. Prefiero las cosas más espontáneas.

Sin embargo, ha hecho tuitcams en las que ha mostrado a Jazz y a Mía, ¿cierto?

Claro, ellas son mis hijas de cuatro patas. Siempre he tenido perros, incluso llegué a tener trece al mismo tiempo. No los paro yo, pero los amo profundamente y la ‘perra mayor’ soy yo.

Su nuevo álbum, ‘Altos de Chavón. El concierto’, tiene 24 temas y una versión en cd y otra en dvd, ¿cómo fue el proceso de realización de ese disco?

Lo llevo haciendo desde junio 13 del año pasado. Comencé a hacer los arreglos desde enero de 2012 junto con mi equipo. Quería llegar a través de más sentidos, utilizando el audio y el video.

¿Es espontánea la forma en la que lleva una presentación tan larga y exigente?

Sony sacó hace un par de años un proyecto llamado ‘Primera fila’ y yo debo decir que no soy ‘Primera fila’, yo lo defino como magia. Todo lo que hago en la tarima va saliendo en el momento, así como las emociones que expreso en las canciones. Por supuesto hay un orden del espectáculo, porque hay muchos músicos involucrados. Lo resumo diciendo: soy más intuitiva que inteligente.

¿Esa intuición está relacionada con una forma femenina de escribir historias y de cantar?

No. Nunca pienso en géneros. No hablo de hombre o mujer. La música que hago no tiene sexo. Los hombres también saben amar y no puedo crear un estereotipo. Hay que dejar fluir la música para que ayude a sanar el espíritu.

¿Alguna vez se ha sentido obligada a escribir una canción sobre algo porque eso es lo que está esperando el público?

Jamás ha pesado por mi cabeza componer por pedido, ni por encargo. Escribo porque estoy dispuesta a recibir la musa y quiero contar una historia. Yo he cantado muchas canciones de otros compositores porque simplemente superan mis letras. Estoy más casada con la cantante que con la compositora.

¿Cuáles de las muchas canciones que ha cantado de otros compositores le hubiera gustado que fueran creaciones suyas?

A la hora de cantarlas, todas son mías. Me toca pensar que yo misma las escribí para comunicarlas mejor. Por ejemplo, yo no compuse Luna, la escribió Juan Gabriel, pero ya es mía.

Durante su carrera ha abordado muchos ritmos, incluso en este material nuevo hay un son y un merengue, ¿con cuál siente que se comunica mejor?

Esas últimas versiones las hicimos porque ya estaba confirmado Altos de Chavón, en República Dominicana, y quería llegar con algo que les cantara al oído. En el 95 le agradecía a Colombia haciendo un vallenato. Yo comencé en el pop, en el ranchero, así que he explorado muchos ritmos y en todos me siento bien. Han sido como regalos de Dios.

Su primer disco se llama ‘Un estilo’, ¿es importante hablar de estilo actualmente?

Creo que es más importante el cariño del público. En el tiempo de ese disco era importante darme a conocer en un estilo que no le convencía a mucha gente. Fue una lucha de diez años. Mi abuelo materno me dijo: “de las manzanas rojas, tú debes ser la verde” y eso fue lo que intenté hacer.

¿El público sigue pidiendo las mismas canciones famosas de Ana Gabriel o la ha dejado evolucionar?

El público ha aceptado todo de mí. Tengo éxitos viejos, que son de radio, pero en los últimos quince años tengo números uno gracias a la gente y no a la radio. Actualmente no soy una artista de radio.

Ana Gabriel en Colombia.
Bogotá, viernes 24 de mayo, Castillo de Marroquín. Manizales, sábado 25 de mayo, plaza de toros. Medellín, viernes 31 de mayo, plaza de toros La Macarena. Cali, sábado 1º de junio, estadio Pascual Guerrero.
Información y boletería: 593 6300 y www.tuboleta.com.