"Soy un goleador de la vida"

Aurelio Jiménez sigue convencido del gol de Mario Yepes en el partido de cuartos de final frente a Brasil. Dice que no quiere que se siga pisoteando a Colombia en los mundiales de fútbol.

El antioqueño declara su amor por James Rodríguez, por su sencillez, esfuerzo y buen juego. / Joze Luis Sanint Levy

En qué consiste la demanda a la Fifa?

La Fifa es un organismo privado y por lo tanto no está por encima de la ley internacional. Es un ente corrupto que, con ciertas intenciones, durante el partido de Colombia con Brasil lesionó altamente a Colombia. Ese gol de Yepes sí era gol, y el árbitro torcido tenía claras intenciones de sacar a Colombia.

¿Cómo fue el proceso para montar la demanda?

Cerca de 20 abogados en derecho probatorio y un exárbitro de la Fifa nos reunimos durante 20 días para examinar los videos y los comportamientos de la Fifa, no sólo en este Mundial sino en los anteriores, y determinamos que en general usaron el arbitraje como un arma para desviar la atención correcta del fútbol.

¿Qué intenciones cree que tenía la Fifa para no contar el gol de Yepes?

Desde el principio, la Fifa quiso favorecer con sus arbitrajes a Brasil, porque era la sede del Mundial y si salía se desmejoraba el campeonato. No sólo fue el partido de Colombia; muchos otros partidos fueron mal arbitrados.

¿Por qué cree que la Federación no hizo nada al respecto?

Cuando se calificó el arbitraje de Carlos Velasco Carballo, la Federación Colombiana de Fútbol, que hace parte de la Fifa, le puso un 8/10, casi sobresaliente, cuando ese arbitraje no valía 0 ni 1.

¿Qué fue lo que más le impactó de esa calificación?

Que Luis Bedoya no dijo absolutamente nada. En las pruebas que vamos a aportar, tenemos los nombres de periodistas que reciben dádivas de la Fifa a través de la Federación. Viven como ricos torciendo la verdad histórica del fútbol y de otros deportes.

¿Hace la demanda por intereses económicos o fanatismo?

Esta demanda representa el movimiento indignado de Colombia contra la Fifa. El gol de Yepes sí era gol. Esa anulación fue torcida, porque el árbitro entró a la cancha con ganas de sacar a Colombia.

¿Qué opina de la expresión “un disparate mundial” con la que califican su demanda?

Los abogados y los periodistas sabemos que en el país hay personas que no piensan como nosotros, sino en el beneficio propio. Es obvio que haya gente así, esos son los que no quieren a Colombia.

 ¿Y sobre los que creen que sólo quiere llamar la atención?

Tengo un prestigio bien logrado, no necesito llamar la atención. Lo que quiero es que no se siga pisoteando a Colombia en los mundiales de fútbol.

Un deporte.

Natación y ajedrez, juego tres veces al día para que mis neuronas se activen y no me dé alzhéimer.

¿Practicaba fútbol cuando joven?

Claro, fui miembro de la selección de la Universidad de Medellín. Era muy ágil, no corría sino que volaba.

Un equipo.

América de Cali. Soy hombre de partido, soy de bandera.

¿Cuál es su jugador de fútbol favorito?

James: no quiero a James Rodríguez, estoy enamorado de él, sin ser homosexual. Es un niño bonito, sencillo, juega bien y se esfuerza.

¿Cómo se autodefine?

Soy un goleador de la vida. Meto goles en el periodismo, en el derecho y en toda parte.