La televisión: ¿para educar o maleducar?

Dirigida por Dago García, la película presenta la relación de cada integrante de una familia con el televisor: lo que los une y separa en torno a este electrodoméstico.

César Mora lanzará en los próximos días su nuevo trabajo musical, del que aún no ha decidido el nombre. / Archivo - El Espectador
César Mora lanzará en los próximos días su nuevo trabajo musical, del que aún no ha decidido el nombre. / Archivo - El Espectador

¿Qué fue lo que más le llamó la atención cuando le propusieron participar en la película ‘El control’?

Era una oportunidad para hacer una película sobre remembranzas, sobre el pasado, hacer una oda al recuerdo, que finalmente a lo que remite es a la posibilidad de reunirse con los hijos y hablar sobre el pasado, porque estas generaciones, con la tecnología, no han vivido mucho de lo que nosotros antaño.

¿Cuál cree que es el rol que cumple la televisión en cualquier sociedad?

Indudablemente es importantísimo. Es una guía, un medio que tiene el poder de educar o maleducar, como dice un personaje de la película. Ahí el problema no es la televisión sino lo que se hace con ella, y la gente siempre tendrá el derecho a ver o no ver, y como tal, es un derecho que debe usar.

¿Y en una sociedad como la colombiana?

Es vital. En una sociedad tan conflictiva, tan polarizada, llena de problemas, creo que la televisión tiene una responsabilidad inmensa sobre sus hombros, porque es la posibilidad de contribuir a educar y formar a una sociedad con problemas muy graves de intolerancia, un problema de paz en frente que estamos viviendo. La televisión debería meterse más en eso: en que la gente se preocupe más por ese tipo de problemas y por ayudar a resolverlos.

¿Y usted cree que sí estamos cumpliendo ese rol en Colombia con nuestros contenidos?

Me parece que nos falta muchísimo, entendiendo y haciendo la salvedad de que los medios tienen encima una presión muy grande. Sin ir más lejos, las amenazas y la censura que han vivido los medios de comunicación. No nos podemos quejar ni morir en el empeño. Tenemos que seguir trabajando por mejorar los contenidos.

En la película, ¿por qué “pierden el control” con el televisor hasta el punto de desintegrar la familia?

Creo que por el avance de la tecnología, el desarrollo de los tiempos, porque una de las premisas de la película es discutir en familia ese tipo de temas. Por lo menos en mi casa he tenido la posibilidad de comprender que antes, cuando los jóvenes nos metieron a los viejos en sus temas de tecnología, les teníamos que decir: mírame a los ojos cuando te hablo; ahora los adultos ya entramos también en esa dinámica. Nos decimos: ¡qué bacanería era cuando veíamos televisión en familia juntos!

¿En qué ha perdido usted el control?

Yo creo que cuando uno trata de imponer. Es una regla de oro para cualquier situación de la vida. Cuando quieres ejercer tu autoridad a través del control, de la imposición, así se pierde.

¿Cuál es el actor o actriz que más admira y respeta en Colombia?

En esa pregunta sí paso, porque es un compromiso muy grande y cometería una injusticia con mucha gente.

Usted que ha vivido la evolución de la televisión y el cine en Colombia, ¿cómo los ve posicionados hoy?

Para bien o para mal, cada vez la televisión y el cine en Colombia adquieren mayor importancia y respeto en el mundo, a pesar de que nosotros tengamos mucho que aprender y modificar. Pero indudablemente estamos ganando un puesto importante.

En su trayectoria como actor, ¿qué le ha significado el mayor reto?

A pesar de mis características físicas, que soy un hombre de baja estatura, no he tenido problemas para trabajar en televisión, me han asignado papeles importantes, buenos; sin embargo, en este momento peleo mucho con el encasillamiento. Hagamos personajes divertidos, llamemos a César Mora; un personaje malo, traqueto, llamemos a César Mora. Eso no lo podemos evitar, que seamos parte de un almacén por el cual ya te etiquetan.

¿Qué hay de la música?

La música es muy importante y estoy en un momento súper, feliz con lo nuevo que viene. Ya terminé un disco que no sé si se llamará Mi bendición o Mi bandera, tengo unos días para decidirlo. Ya tenemos un contrato de distribución. En la primera semana del mes de junio estará en el mercado.

¿Qué viene para César Mora?

Estoy en estos momentos haciendo un nuevo proyecto para el canal RCN, que se llama El laberinto de Alicia, del que ya sabrán con más tiempo. Un trío de suspenso y acción. Y también en el montaje de un musical escrito por Sandro Romero Rey, que se llama Tráquete.

Temas relacionados

 

últimas noticias