"Tengo a mi lado un ejército de artivistas"

Este cantante francés, representante de la música mestiza, dice que su propuesta incluye elementos de protesta con energía positiva.

¿Qué le traen las fusiones a la música?

La música siempre es fusión, desde que nació el primer instrumento...

¿Con qué se come la salsa muffin?

Con música bien picante de Colombia, Cuba, Jamaica y Latinoamérica. El chile lo ponemos con lo africano.

¿Amor ‘pa quién’?

Amor pa la humanidad, porque nos hace falta.

¿Qué tiene que ver Sargento García con el sargento Demetrio López García de ‘El Zorro’?

Pues a los dos nos gustan las cantinas, la cerveza y andar detrás del Zorro (risas).

¿Dónde está ‘la semilla escondida’?

Dentro de cada persona existe una semilla escondida… nos toca descubrirla y regarla para que crezca.

¿Qué influencia sus composiciones?

Todo el rock, el reggae, la música latina, toda la música de raíces, la calle, el barrio, mis viajes, conocer a la gente, las penas y las alegrías de mis contemporáneos.

¿Qué tipo de lazo lo une a Colombia?

La música mestiza, el público colombiano, la situación social de Latinoamérica. Y bueno, desde hace cinco años que visito este país me unen a él muchos amigos, músicos, mi mánager que está en Bogotá y el placer de trabajar aquí.

¿Cómo surgió la idea de hacer un video en el centro de Bogotá?

La primera vez que llegué a Bogotá, me crucé con una chiva rumbera, eso me gustó tanto que decidí que un día tenía que hacer un video en una de ellas.

¿Qué le gusta de la capital colombiana?

Su energía, su arte, su gente, sus fiestas, sus músicos, su diversidad, ese laboratorio natural de la música mestiza que tanto me inspira.

¿Un lugar de Bogotá al que quisiera regresar?

A La Candelaria para comer ajiaco y a Chapinero a tomarme unas polas.

¿Y de Colombia?

Al Putumayo.

¿Qué medicina necesita Latinoamérica?

Salir de la influencia de Norteamérica; políticos sinceros e íntegros, ayuda social, reequilibrio, justicia, educación y respeto... lo que tendría que ser algo obvio para cualquier ciudadano de este mundo.

¿Sargento García tiene a cargo un batallón de qué tipo?

Tengo a mi lado un ejército de ‘artivistas’.

¿Describiría su música como una canción protesta?

Pues sí… pero de protesta con energía positiva.

¿Qué lo atrapa del folclor latinoamericano?

Las fusiones, el encuentro entre África, Europa y las culturas indígenas, de esas muchas tragedias nació un espíritu mestizo y universal que puede ser una inspiración para el futuro.

¿Su corazón le pertenece al punk o al reggae?

Punky reggae party, como lo cantó Bob Marley

¿Se considera un activista musical?

Me considero un artista musical, un cantante con compromiso poético. Lucho para que mañana cuando mire a mis hijos pueda decirles: intenté dejarles un mundo mejor que el que encontré, ahora les toca a ustedes.

¿Cuál es el propósito de Radio Timbo?

Radio Timbo es un espacio que abrí hace siete años para difundir la música que voy conociendo y que no se escucha en los grandes medios. Funciona como una radio sin fronteras, con programas en vivo en línea desde diferentes partes del planeta.

¿Cuántos sombreros tiene en el armario?

Nunca los he contado... pero son cajas.

¿Un concierto inolvidable?

El concierto en el Teatrón en Bogotá, por la acogida que me dio Colombia.

Algún aspecto de Latinoamérica por descubrir.

Lo andino.

¿Qué tiene el Sargento García de francés?

El amor al queso.

Y de español...

El amor a la fiesta

Y de latinoamericano...

El amor a la música.