"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 4 horas

“Todavía no supero el desnudo de Daniel Samper”: director de Soho

Diego Garzón, el nuevo director de la revista es un reportero de carrera, amante del fútbol y especializado en arte.

Diego Garzón aspira a que Paola Turbay dé el sí a una portada de “Soho”. / Luis Ángel

¿Quién es Diego Garzón?

Estudié periodismo en la Javeriana de Bogotá, me gusta leer y escribir y he hecho prácticamente toda mi carrera en Publicaciones Semana.

Aunque venía siendo el editor general, ¿por qué el grupo Semana lo nombra director de “Soho”?

Desde hace ocho años he venido trabajando como la mano derecha de Daniel Samper y conozco bien la revista, los colaboradores que la han hecho fuerte y el potencial de la marca Soho.

¿Qué es la revista hoy que no era en 1999, cuando se fundó?

Gracias a Daniel, una revista que rompió estereotipos, que abrió polémicas, desmitificó muchas cosas y siempre defendió la crónica.

¿Como marca en Colombia y Latinoamérica qué representa?

Soho se ha expandido a varios países como México, Perú y Ecuador, y es una revista muy bien posicionada por su contenido periodístico.

¿Qué sentimientos le genera haber sido el fundador del periódico “Nuestra Floresta”, a los 11 años en su barrio en Bogotá, y hoy ser el director de “Soho”?

Mucha emoción, pues desde niño sabía que quería ser periodista y, después de 30 años, es gratificante ver que he podido hacer lo que siempre soñé.

¿De verdad se fue Daniel Samper Ospina o sigue rondando por ahí?

Sigue rondando por Publicaciones Semana. Va a dirigir un nuevo proyecto donde, sin duda, dará mucho de qué hablar, y sigue con su columna en Semana.

¿Qué rescatará de esa época y cuál cree que puede ser el sello suyo?

Rescato la defensa del buen periodismo, la creatividad, la originalidad. Mi sello estará muy ligado a eso, más allá de secciones nuevas, portadas diferentes o temas que no se han hecho.

¿Ha hablado de “Soho” con sus maestros jesuitas de la Javeriana?

Nunca, pero me encantaría.

¿Cómo evitar que después de 16 años la revista se vuelva predecible y a veces uno sienta que hay temas forzados o sobredimensionados?

En Soho hemos escrito de todo tipo de temas y así seguirá siendo, tal vez toca renovar fórmulas o secciones, pero el buen periodismo no se agota.

¿No cree que los espacios originales para reportaje, crónica y narrativa literaria han sido desplazados por ediciones temáticas rígidas?

En ediciones temáticas siempre habrá espacio para crónicas y reportajes. Una de ellas, reciente, se llamó “Un día en Colombia” y fueron 47 crónicas en un solo número, algo que hoy en día pocos medios se dan el lujo de contar.

¿Cómo se imagina que el modelo “Soho” sea perdurable?

Hoy el reto es pensar en Soho como una marca y no solo como una revista. La dinámica de los medios ha cambiado y la marca tiene que extenderse a nuevas plataformas.

Más allá de las portadas de una revista para hombres, ¿cuál es el aporte de las mujeres a la construcción de la revista como producto periodístico?

El aporte es permanente, tenemos grandes novelistas, poetas y periodistas que escriben para Soho. La lista es larga, pero siempre hay mujeres enriqueciendo las páginas de la revista, no solo con fotos, sino con grandes textos.

¿A qué mujeres bellas de Colombia les falta ser portada?

Paola Turbay es una de ellas y todavía guardamos la esperanza.

¿Cuál ha sido su portada preferida?

Muchas. La de Amparo Grisales posando como La Monalisa, la de Catalina Londoño y Antanas Mockus recreando una escena de la película Lincoln o la que circula este mes con Natalia París en París.

¿Y una que no le gusta recordar?

En el aniversario del año pasado Daniel Samper posó desnudo y eso generó muchas pesadillas a los lectores, yo todavía no lo supero.

Usted es autor de libros de arte como “Otras voces, otro arte” y “De lo que somos”. Más allá del lugar común del “desnudo artístico”, ¿qué le aporta esa mirada a “Soho”?

Creo que Soho se ha movido muy bien entre la creatividad y la estética, dos pilares del arte, a pesar de que Duchamp no creía mucho en lo segundo. Espero que pueda seguir ese camino.

Además dirige la Feria del Millón. ¿Qué es y qué ofrecerá este año?

Es una feria de arte donde ninguna obra cuesta más de un millón de pesos y ha servido de plataforma para artistas jóvenes. Este año vamos para la tercera versión, será en octubre y la convocatoria para participar está abierta.

¿Qué experiencia le dejó la historia de Emma Reyes con la que ganó el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar?

Fue muy gratificante escribir una crónica sobre un libro que conmovió a tantos colombianos. Aprendí, ante todo, que la vida no solo hay que vivirla, sino también hay que escribirla.

¿Qué le gusta leer?

Me gusta Julio Ramón Ribeyro y hace poco descubrí a Alice Munro. Por estos días leí La niebla a mediodía, de Tomás González, gran escritor y colaborador de Soho para fortuna mía.

¿Una historia inolvidable?

La de un partido de fútbol entre niños en un parque, donde uno de ellos terminó llorando porque su equipo perdió. La historia es cierta, suena cursi, pero yo también fui ese niño.

¿Una historia por hacer?

Tengo una lista larga y espero hacerlas en Soho.