“Trabajamos con solvencia, pero no con riqueza”: presidente de la Cruz Roja

El presidente de la Cruz Roja llegó a la entidad para ocupar el puesto que su padre dejó en la Dirección Regional. Hoy se prepara para trabajar por la paz y asegura que Colombia tiene uno de los mejores sistemas de gestión de riesgo.

Al igual que el resto de directivos de la Cruz Roja, Fernando Cárdenas realiza su trabajo sin remuneración alguna. / Archivo - El Espectador
Al igual que el resto de directivos de la Cruz Roja, Fernando Cárdenas realiza su trabajo sin remuneración alguna. / Archivo - El Espectador

¿Cómo terminó siendo presidente de la Cruz Roja?

Hace cerca de 30 años comencé como voluntario en la junta directiva de la seccional Nariño, cuando por invitación suplí la vacancia que había dejado mi padre. Allí me consagré como socorrista con conocimientos básicos en ayuda humanitaria. Con el tiempo fui escalando posiciones y hoy estoy en el último año de mi segundo período en el cargo.

¿Cuál ha sido la parte más difícil de estar al frente de la organización?

Lo más difícil es tener que enfrentar el dolor de las personas. Nuestra misión es aliviar el sufrimiento y ayudar a que las personas que han pasado por un desastre puedan sobreponerse y reorganizar sus vidas. La parte humana de todo esto es lo más duro.

¿Qué desafíos humanitarios traería para ustedes la paz?

El desafío sería enorme y nos involucraría tanto a nosotros como al resto de los colombianos. La paz con las Farc supondría un cambio de realidad absolutamente novedoso. Como organismo humanitario tendremos la oportunidad de continuar haciendo nuestro trabajo con cientos de programas, pero con mayor tranquilidad y mayor facilidad de acceso.

¿Cómo se han preparado para el posconflicto?

Hemos desarrollado una política dirigida al proceso de reconciliación. El reencuentro es fundamental y supone la generación de nuevas relaciones de aceptación, inclusión, tolerancia y respeto entre los que vuelven y quienes los reciben. No será un proceso fácil, pero los colombianos con seguridad lo vamos a lograr.

¿Qué tal está el país en términos de prevención de emergencias?

Tenemos uno de los sistemas de prevención más avanzado, profesional y mejor dotado del hemisferio. La tragedia de Armero fue un punto de quiebre. Ese desastre mostró la necesidad de estructurar un sistema para adelantar procesos de prevención, atención y restablecimiento. Desde luego, la naturaleza es impredecible, pero tenemos un sistema de gestión de riesgo del más alto nivel.

La Cruz Roja vive de las donaciones, ¿los colombianos son generosos?

Somos ejemplarmente solidarios cuando hay un desastre o una emergencia. Sin embargo, ese espíritu no se nota tanto cuando hay normalidad. La Cruz Roja no es una organización rica y necesita mucho trabajo y apoyo para conseguir sus recursos. Hacemos nuestro trabajo con solvencia, pero no con riqueza.

Gran parte del tiempo usted trabaja desde Pasto. ¿Por qué esa ciudad?

El cargo de la presidencia, que supone dirigir la junta directiva nacional y ser vocero de la organización, se puede desempeñar desde el lugar en el que uno esté. Todo esto es posible gracias a la tecnología, pero también supone el tener que viajar a Bogotá con una enorme frecuencia. Nací en Pasto y vivo en Pasto. Mi actividad como presidente es totalmente voluntaria, de modo que, para sobrevivir, tengo que ejercer mi oficio de abogado y para eso elegí la ciudad donde está mi casa y mi familia.

¿Qué retos particulares suponen las regiones de frontera?

Colombia tiene fronteras enormes y muy complejas. Con la Cancillería asistimos a los colombianos que por alguna razón se ven obligados a volver. En cuanto a la migración ilegal, sólo intervenimos cuando hay una crisis, particularmente en temas de salud. Esta limitación se debe a que la ilegalidad de estas personas las vuelve responsabilidad exclusiva de las autoridades públicas.

Usted es accionista del Deportivo Pasto. ¿Cómo ve al equipo este semestre?

Una de las razones para no irme de Pasto es tener la posibilidad de acompañar a mi equipo. Creo que nos estamos recuperando de una crisis que nos tenía muy preocupados. De tener que bajar a la B, estaríamos en una situación muy dolorosa que ya nos pasó y que no sé cómo logramos soportar.

 

últimas noticias

John Tello se toma Expocervezas

Lina Hinestroza ve la vida en Modo Rosa