‘Las tusas son muy productivas’

‘Leona’, el primer sencillo de su nuevo álbum fue un éxito. La cantante y actriz piensa que las canciones son capaces de mutar.

La bogotana Cony Camelo dice que sólo deja de escuchar música cuando entra en contacto con la naturaleza. / Andrés Oyuela

¿Cuál es la historia detrás de la canción ‘Leona’, el primer sencillo de su nuevo álbum?

En 2010, mientras estuve en Londres, tenía el pelo con un afro muy grande y mis amigos que estudian allá producción musical me decían: “Llegó la leona”. Me gusta mucho el triphop. En el proceso de composición y producción el Mono Caparroso, uno de los muchachos que trabajaban con Cabas, que era mi productor, compuso una pista, y lo que hice fue tomar una canción que llevaba muchos años en el olvido y le agregué el coro: “Voy a soltarme el pelo para rugir como leona”.

¿Qué impacto tuvo la canción ‘Leona’ con el video que la acompaña?

Aunque siempre pensé que esta canción era muy playera, José María Ángel, el director, me dijo que no estaba de acuerdo porque en realidad habla de un lado animal del ser humano, así que me propuso que le diéramos una dimensión diferente e inesperada, y ahora veo que funciona muy bien y tiene mucha relación con la canción.

¿Frecuentemente recupera historias anteriores para incluirlas en trabajos nuevos?

Me parece que las canciones mutan. Hay canciones que compuse hace 10 años, cuando tenía la banda Naif, y no se alcanzaron a grabar, así que ahora que tengo otra manera de pensar y tengo mucha más música encima recuperé algunas y les cambié un par de cosas.

Además del nuevo sencillo ‘De tanto pensar en ti’, ¿Qué otras canciones hacen parte de esta producción?

En total son 10 canciones inspiradas en el amor y el desamor, porque las tusas para mí han sido muy productivas. Además tengo una canción que llamo “mística” porque no me acuerdo cuándo la compuse: es como si me la hubieran dictado y se trata de aliviar un dolor social.

¿Cómo define con el productor el rumbo sonoro que tendrá cada canción?
Casi siempre compongo sobre el beat. Como no toco ningún instrumento, cojo las maracas y haciendo un beat he compuesto cumbias y boleros. Mi nuevo productor es Ernesto Santos, y lo que hacemos es mirar hacia dónde podría ir la canción para darle la mejor dimensión, porque puede empezar como un jazz y terminar en un folk.

¿Cómo fue el tránsito entre ser integrante de una banda y ser solista?

Me volví más estricta, porque la responsabilidad y el entusiasmo que adquirí con mi música es más fuerte.

¿Qué tiene el triphop que no encuentra en otro género?

El beat. Lo que más me gusta de la música es el beat, porque me hace bailar, y aunque pareciera una música suave para mí es tremendamente sabrosa.

¿Quién le dijo por primera vez que podía ser cantante?

Toda la vida he cantado, pero cuando empecé mi relación con el productor Verner Duarte, empezamos a componer por molestar y de pronto tuvimos seis canciones que les gustaban a nuestros amigos. Ahora, cuando escucho esas grabaciones, me doy cuenta de que era aventurera, porque no cantaba bien pero sonaba bonito.

¿Hay una forma femenina de hacer música?

Creo que sí, porque las mujeres somos mucho más melódicas y vamos mejor con instrumentos como la trompeta, que es mi favorito.

¿Cree que ser actriz es una plataforma útil para su desarrollo como cantante?

Lo es en la medida en que la gente se entera de que estoy haciendo música porque soy famosa, pero lo más difícil ha sido convencer a mis colegas músicos y periodistas de mi talento, porque me toca demostrarles que lo que hago es en serio.

¿Qué hizo que la actriz y presentadora le ganara el pulso por tanto tiempo a la cantante?

Creo que lo que pasa es que hacer música requiere de trabajar en grupo con mucha gente, mientras que como actriz o presentadora sólo puedo pertenecer a un proyecto.

Se considera una melómana. ¿Cuándo deja de escuchar música?

Cuando me conecto con la naturaleza.

 

[email protected]

 

últimas noticias