Un cineasta de terror: Jhonny Hendrix, escritor y guionista de “Chocó”

“El cine es mi pasión”: Jhonny Hendrix El escritor y guionista de “Chocó” estrenará el próximo 4 de agosto en todo el país, su nuevo trabajo cinematográfico denominado “Saudo” basado en la historia de un hombre afrodescendiente que experimenta junto a su familia fenómenos paranormales.

Jhonny Hendrix dirigió la película “Chocó”, que recibió el premio del público en el Festival de Cine de Berlín en 2012. / Cortesía
Jhonny Hendrix dirigió la película “Chocó”, que recibió el premio del público en el Festival de Cine de Berlín en 2012. / Cortesía

¿Cómo nace “Saudó”?

Queríamos hacer una película de terror y nos fuimos al Chocó, donde hablamos con personas que dicen ser brujas o brujos y en medio de su trance, una de las mujeres, sumergida en un viaje ancestral como ellas lo llaman, nos contó una leyenda de un lugar en el Pacífico colombiano que se llamaba Saudó, al cual huían los esclavos y a través de un ritual se hacían invisibles para no ser capturados nuevamente. Con esto construimos un guión de ficción y el resultado es esta película.

¿Cuál es la trama de la película?

La historia cuenta la vida de Elías, quien huyó de su pueblo cuando tenía 13 años. Él se convirtió en un gran médico en una ciudad importante del país, se casó con una mujer bonita, tuvo una familia, un gran trabajo y la vida que todo el mundo quiere tener, pero cuando su hijo está a punto de cumplir los 13 años, empiezan a ocurrir ciertos hechos paranormales en su entorno, lo que lo motiva a volver a su pueblo con su hijo, para tratar de encontrar la solución a lo que le estaba sucediendo. Estando en su lugar de origen se da cuenta de que fue lo peor que pudo hacer en su vida.

¿Cuál es su afinidad con la cultura afrodescendiente?

Soy de Quibdó, mis padres se fueron de Chocó cuando tenía cuatro años, crecí en otro entorno. Como más bandeja paisa que pescado, entonces siempre tuve dudas de quién soy, de dónde vengo, y creo que en mis películas trato de sopesar esa falencia del conocimiento afro con el que crecí. Más que un homenaje, trato de investigar mucho sobre mis ancestros, los lugares de donde vengo. Conociendo mi pasado descubrí historias muy contundentes, importantes y válidas para contar. Adicional a eso, creo que Colombia se ha tapado los ojos frente a estas regiones, pienso que si logro mostrarlo en una película, puede que miles de personas cuenten historias del Pacífico.

¿Por qué escogió el terror?

Buscábamos una película de terror y suspenso, porque poco se hacen en Colombia. También quisimos ir a ese lugar a investigar y encontramos cosas que nos parecieron muy válidas y bacanas para contar, por eso nos encarretamos con este género. Pero pienso que las películas se hacen solas, por ejemplo Chocó es más cine de autor y en agosto rodaré una película de drama romántico. La verdad, hacemos lo primero que se nos ocurra y de lo que nos enamoremos.

¿Dónde hicieron “Saudó”?

Rodamos la película en Cali, Punta Soldado –muy cerca de Buenaventura–, Quibdó, Chocó y sus alrededores. Todo fue bien pensado para lograr un excelente trabajo con la fotografía de la mano de Juan K. Gil, en los efectos especiales y efectos visuales. Pienso que la película técnicamente está muy bien hecha.

¿Durante su investigación en el Pacífico sintió alguna conexión con sus raíces?

Claro que sí. Caminar descalzo, nadar en el río, son cosas que me llenan mucho, me encanta y amo volver al lugar de donde soy y comportarme según mis costumbres.

¿Qué hizo antes de hacer películas?

Estudié Comunicación Social y Periodismo, comencé trabajando en la radio en Todelar, también escribía poesías. A los 15 años fui campeón nacional de poesía y todo el tiempo la estoy haciendo, lo que más me gusta hacer es escribir, no he escrito ningún libro, pero quiero que mis guiones se conviertan en libros y pues ahora convino mi amor por la escritura con la pasión del cine. Creo que aburro muy fácilmente a las personas a mi alrededor, porque no hago más que ver, hacer y hablar de cine.

 

últimas noticias

Tatiana Rentería, la voz de la poesía erótica

Viviana Hurtado, bailarina con un propósito