Un homenaje a los grandes de México

Julián Rodríguez , consolidado como uno de los mejores intérpretes instrumentales del país, lanzó su sexto disco con el que hace un tributo a Juan Gabriel, Antonio Aguilar, Vicente Fernández, entre otros cantantes manitos.

En 2012 Julián Rodríguez ganó la medalla de plata en las Olimpiadas Mundiales de las Artes en California. / Jhonatan Ramos
En 2012 Julián Rodríguez ganó la medalla de plata en las Olimpiadas Mundiales de las Artes en California. / Jhonatan Ramos

¿Tuvo inconvenientes con los derechos de autor de algún tema?

En un álbum anterior iba a tener en cuenta cuatro temas de Juan Gabriel y no me los autorizaron. Luego tuve un encuentro con él, en el que toqué y noté una nostalgia en sus ojos. Me dijo: “Sácalo adelante, tienes mi autorización”, y las incluí en este, mi sexto trabajo musical, llamado Pasión mexicana.

¿Qué canciones de otros artistas incluyó en esta producción?

En el disco están Antonio Aguilar, Alejandro y Vicente Fernández, y otros. La música mexicana tiene una gran diversidad de sonidos y géneros. Cuentan con corridos, jazz, rancheras y son. En un solo disco es muy difícil resumir toda una cultura, pero creo que quedó muy bonito.

¿Cómo les da su sello a las canciones que no son de su autoría?

Primero tienen que gustarme. Entonces me imagino la canción, la escuchó varias veces y antes de sacar una versión en la guitarra, pienso en los ajustes y arreglos. Los otros instrumentos, que quizá pueda usar, y veo en qué parte puedo hacer los arreglos necesarios para ponerle mi toque.

Además de de usar la guitarra como instrumento principal, ¿qué otros usa en el álbum?

Las 28 cuerdas de la filarmónica, que constan de violines, chelos, violas y otros. En la parte del mariachi está el guitarrón. También el acordeón, la batería y los coros en tres canciones.

¿Cómo mezcla los sonidos de la guitarra con otros instrumentos?

En este caso fue algo muy emocionante. Lo que hice fue una pista guía de comienzo a final, donde escogí los instrumentos que se iban a usar y en qué orden. Es un trabajo bellísimo porque participan cerca de 45 músicos. No me imaginé hacer alguna producción de esa magnitud.

¿Dónde se está presentando?

Por ahora en Bogotá. Estaré en Usme y en Boyacá, en el Festival de la Cultura. A nivel internacional, voy a ir a México, donde grabaré un video. Espero que en unos dos o tres meses.

¿A qué lugares del mundo ha llegado con su música?

En total he estado en 14 países. Ecuador, Brasil, República Dominicana, Suiza, Francia y en Estados Unidos son los sitios donde más me he presentado.

¿Qué espera lograr con este nuevo disco?

Quiero hacerles un homenaje a los artistas mexicanos y a su música. Ellos nos han dejado a los colombianos y a diversos países de habla hispana un gran legado. Espero que con este álbum pueda llegar a concursar en los Grammy Latinos por tercera vez.

¿Qué es lo que más recuerda de sus inicios como músico?

Estudié en la Escuela de Música Luis A. Calvo. En el primer semestre no tenía guitarra. Fui a una carpintería, donde me regalaron un pedacito de tríplex, era delgado y con un micropunta le hice las rayas de los trastes y las cuerdas, así me imaginaba una guitarra. La cargaba para todos lados.

¿Cómo empezó su trayectoria musical?

Mi primer disco salió en acetato y se denominó Una guitarra para Colombia y Una guitarra para Hispanoamérica, fueron versiones donde sólo usé la guitarra. En ese momento aún no hacía mezclas.

¿Cómo llegó a las Olimpiadas de las Artes en Los Ángeles?

Me remonto a esa época, y digo querer es poder. La guitarra me llevó a representar a Colombia en ese evento. Allí participaron otros 60 países y cerca de 1.100 artistas, y en esa oportunidad me traje la medalla de plata.

¿Cuál es la mayor satisfacción que le ha dejado la música?

Lograr como artista un aplauso, un coqueteo, un chiflido, una sonrisa, eso es muy gratificante.