Un impulso al 'made in Colombia'

Amelia Toro será una de las encargadas de dieñar para la nueva tienda El Estante, una iniciativa de la Fundación Amigos de las Colecciones de Arte del Banco de la República.

¿Por qué diseñar para la colección de arte colombiano e internacional del Banco de la República?

Con el gran fin de promover nuestra cultura colombiana.

¿Con qué se innovará en este espacio?

Con diseños de estampación inspirados en nuestros artistas. Serán piezas exclusivas alusivas a la colección de arte del Banco de la República y harán honor a su ubicación en pleno centro histórico.

¿Es el esplendor de un museo el lugar indicado para la moda?

Es más que un lugar indicado, es un gran orgullo poder participar con mis diseños junto a distintos artistas de gran importancia. La oportunidad de desarrollar y crear allí distintos productos es grandísima.

¿Qué tan cerca o lejos está el diseño de modas del arte?

Ni cerca ni lejos, para mí son expresiones culturales muy distintas. El arte es una expresión personal, la visión de un artista a través de su técnica, ya sea pintura, escultura, fotografía, etc. La moda por su parte es una expresión masiva, más global. Ejemplo de globalidad y de que además se trata de una industria es el uniforme universal de los jeans y la camiseta.

¿Quién es su diseñador colombiano favorito?

Amelia Toro.

¿Qué retos supone optar por el diseño en Colombia?

Continuar nuestro trabajo con los artesanos.

¿Un diseñador nace o se hace?

Nace y se hace. Se hace a través del tiempo, la experiencia, la perseverancia y la permanente búsqueda de la innovación.

¿Quién fue su maestro en este oficio?

La perseverancia, el día a día, mes a mes y año tras año en la moda.

¿Por qué y para quién se diseña?

Para la mujer de hoy y por nuestro compromiso social. Busco reflejar en cada prenda toda la feminidad y sensualidad de la mujer contemporánea. En el desarrollo social siempre busco tener un fuerte compromiso que permita a madres solteras mejorar su situación financiera y trato de apoyar grupos indígenas integrando su trabajo artesanal a la moda, para así continuar su patrimonio cultural.

¿Mejor tradición o vanguardia?

Mejor un clásico. Es más difícil crear algo que perdure a través del tiempo.

La clave del buen diseño de modas.

La comodidad y funcionalidad; esto hace que la prenda nunca pase de moda.

¿Qué decir de la alta costura en Colombia?

No existe, creo que en Colombia sólo existe el prêt-à-porter (listo para llevar).

¿Crea vanidades?

Yo no lo creo. Creo un estilo.

Alguien a quien le deba un diseño.

Diría que a Coco Chanel, el sastre.

¿Cuál es el denominador común en sus creaciones?

Cuatro aspectos fundamentales: feminidad, elegancia, pureza y comodidad.

¿Cuál es el mejor material para trabajar?

La lana, sin duda.

Un proyecto.

En este momento, diseñar para el Museo de Arte Moderno de Bogotá. Es el escenario perfecto para inspirase en la colección de arte colombiano.

Su mejor corte.

El del pelo.

¿Qué tipo de persona viste sus prendas?

Tantas y todas. De todas las edades, pero siempre mujeres.

¿Es esta una profesión agradecida?

Nadie es profeta en su tierra.

¿Qué le depara a la moda de Colombia el mundo?

Con el TLC puede internacionalizarse, pero viene una fuerte competencia. Por eso son importantes estos espacios y que el colombiano apoye y le dé un impulso al Made in Colombia.

últimas noticias

Tatiana Rentería, la voz de la poesía erótica

Viviana Hurtado, bailarina con un propósito