Una causa que unió camisetas en el fútbol

El cáncer de seno que enfrentó Tatiana y que prácticamente hace parte del pasado, fue superado gracias al gran apoyo de su familia
y de todo el gremio del fútbol.

Tatiana García se unió a la campaña “Mujer, cuidarte es el mejor premio”, organizada por Winner Group y la Liga Colombiana contra el Cáncer. / Gabriel Aponte - El Espectador
Tatiana García se unió a la campaña “Mujer, cuidarte es el mejor premio”, organizada por Winner Group y la Liga Colombiana contra el Cáncer. / Gabriel Aponte - El Espectador

¿Cómo se enteró de que tenía cáncer?

Llegué del gimnasio, me estaba bañando y de repente sentí una bolita en el seno. Yo era de las que nunca se hacían un autoexamen, era muy descuidada con mi salud. Uno cree que por ser joven, deportista, no tener antecedentes familiares de enfermedades, no fumar, tomar, nunca le va a pasar nada. Entonces fui a un médico y efectivamente me ratificaron que tenía cáncer de seno.

¿Cómo fue después el proceso de tratamiento y asimilación de la enfermedad?

Mi cáncer se encontraba en la etapa tres, de cuatro, en las que normalmente se clasifican. Me dijeron que cuando esta enfermedad ataca a una persona joven, de hecho es más invasivo, porque las células se generan y reproducen con mucha facilidad. Empecé a realizarme las quimioterapias cada 21 días. Realmente me fue muy bien con el tratamiento.

Cómo enfrentó la quimioterapia, de la que se dice que es de lo más difícil de soportar en un cáncer

Realmente, para mí no fue tan trágico el tema de la quimioterapia. Para algunas personas es de lo más complicado, pero yo la asumí con muy buena actitud. Creo que ahí radica el éxito de superar un cáncer o cualquier enfermedad. También el acompañamiento y ánimo de la familia es vital, y en ese sentido Enrique, mi esposo, me ayudó mucho.

¿Cómo les dio la noticia a él y a sus hijos?

Mi esposo estaba en Cartagena, porque Millonarios tenía un partido allí. Lo llamé y me dijo que no me alarmara todavía hasta que no se realizaran todos los exámenes. Cuando el médico me aseguró que sí era cáncer, él estaba conmigo; luego, con los niños, sí fue un proceso más complejo. Ellos siempre me cuidaron y dieron mucho amor.

De hecho se raparon ellos también para unirse en un acto simbólico...

Claro. Yo nunca esperé a que se me cayera el cabello, sabía que me tenía que rapar. Cuando mi esposo e hijo mayor llegaron calvos, el niño menor tuvo una risa nerviosa, pero expresó que también quería estar calvo. Empezamos todos a jugar rapándonos por un lado y creamos cortes muy chistosos. Fue un momento muy divertido y eso nos ayudó mucho a afrontar la situación como familia.
¿Qué opina de la mastectomía que se realizó el mes anterior Angelina Jolie?
Lo de Angelina fue una muy buena decisión, pues ella tenía un alto porcentaje de adquirir cáncer. En su situación, hubiera hecho lo mismo.

¿La vida profesional del arquero Delgado se vio en algún momento afectada después de la noticia?

Pienso que esta situación lo que hizo fue darle más fuerzas para seguir con su carrera y valorar cada momento. Por eso, cuando le detuvo el penalti a Andrés Correa, del Medellín, en la final que le dio la estrella 14 a Millonarios, él me dedicó su triunfo y eso me hizo muy feliz.

¿Cómo ha sido el apoyo del equipo de Millonarios hacia usted?

Recibí un apoyo impresionante: del profe Hernán, de personas que no conocía del fútbol. Se han solidarizado mucho.

¿Tiene comadres dentro del gremio de las esposas de los futbolistas?

Sí, tengo cuatro amigas que han sido fundamentales en este proceso: Liliana López, la esposa de Carlos A. Valencia —ella ha sido mi ángel—; la esposa de José Tancredi, Paolita; la esposa de Robayo; la de Otálvaro, Carol. Pero uno cree que son sólo los de Millonarios, y no. Tanto jugadores como hinchas y de todos los equipos: Nacional, Santa Fe... me pareció maravilloso que una causa uniera camisetas. Recibí mensajes que me decían que no había una camiseta ni un color, y que me apoyaban. La selección de Colombia y también Falcao me brindaron su apoyo.

¿Cómo es la vida de la esposa de un jugador de fútbol?

Es muy difícil. Hay que renunciar a muchas cosas: a tu círculo social, a los momentos con tu familia, a tu profesión, tu trabajo, entonces dejas todo por estar con ellos, pero con esta situación tan difícil he comprobado que todo ese esfuerzo ha valido la pena inmensamente.

Temas relacionados