¿Masajes con final feliz?

Entrevista con la actriz Jennifer Love Hewitt, protagonista de la nueve serie “The Client List”, que se estrena el próximo miércoles 24 de octubre.

Cortesía Sony
Cortesía Sony

Todos los canales estadounidenses estrenan por esta época las nuevas series. El canal Sony lo hace con “The Client List” ( La lista de los clientes), protagonizado y producido por Jennifer Love Hewitt, quien interpreta a una ama de casa texana, Riley Parks, cuyo esposo la abandonó, dejándola con dos niños y un montón de deudas por pagar.

Por lo tanto, decide aceptar un trabajo en un spa aparentemente tradicional, excepto que allí también se ofrecen favores sexuales. La serie desentraña la doble vida de Parks, quien tendrá que mantener su familia y al mismo tiempo cuidar la lista de sus clientes en el spa.

¿Qué la motivó a aceptar el papel. Ya había hecho parte de la versión película que se hizo para televisión?

Mientras hacíamos la película siempre pensábamos en lo divertido que sería volverla una serie y ahondar en las vidas de estas mujeres en el spa. Henos aquí.

Usted es fuerte en twitter. ¿Cómo cree que esas relaciones online han potenciado la promoción de la serie?

Yo soy por naturaleza como una mujer de 90 años, así que soy nueva en las redes sociales. Pero estoy sorprendida por lo mucho que disfruto tener contacto directo diariamente con la gente y cuanto ayuda para promocionar distintas cosas. Además a veces siento que los actores no somos parte integral del proceso promocional si no es por las entrevistas. Ahora Twitter y Facebook nos permite jugar, mandar videos y siento que promociono el show a mi manera y eso me divierte.

¿Cómo se preparó para la primera escena en el spa de su papel, estaba tan nerviosa como su personaje Parks?

Claro, el primer día era un manojo de nervios. A pesar de que somos actores, todos los hombres son extraños para ese entonces. Estoy ahí en ropa interior y se siente algo raro. El hecho de dar masajes es un acto bastante íntimo así que si toma algún tiempo para sentirse cómodo.

Si el programa le hubiera pedido escenas con desnudos, ¿lo hubiera hecho?

No lo hubiera hecho porque no me siento cómoda con los desnudos. Además pienso que es más sexy no mostrarlo todo. La imaginación de la gente puede hacer mucho más.

Para hacer su papel, ¿tuvo que ir realmente a un spa de masajes?

No, decidí no hacerlo. Para mí lo divertido es que aunque el programa tiene ese lado provocador, decidí investigar en el lado de ama de casa jefe de familia porque mi rol es una mujer de Texas que tiene luchas económicas y que emocionalmente tiene que cargar con una cantidad de secretos. Yo soy de Texas y toda mi familia también. Así que lo que hice fue pasar tiempo con ellas y con mujeres que son madres solteras.

¿Cómo se siente frente a mujeres como Riley, comprometidas entre una vida tradicional y cruzando los límites de su moral para salir adelante?

Creo que es muy real a pesar de que surge la pregunta de si no hay otras opciones. Para Riley no las hay en el momento. La historia que estamos contando es real. Hay mujeres allá afuera que tienen que poner sus cuerpos en venta. Pero en el programa la gente se divertirá viendo a Riley hacer lo mejor que puede hacer con su vida.

Teniendo en cuenta la doble vida de su personaje, ¿qué es lo más difícil de interpretarla?

No poder comer pasta. Adoro la pasta. Y como estoy en ropa interior todo el tiempo, me toca sacrificarla. Lo más difícil es no poder comer toda la comida que quisiera.

Miércoles 24 de octubre a las 9:00p.m por Sony.