Stephanie Cayo, detrás de cámaras para la revista Vea