Una ladrillera que logró disminuir sus emisiones contaminantes

Uno de los negocios sostenibles que apoya Bancolombia es Ladrillos el Sol en Boyacá, que implementó procesos para disminuir la contaminación ambiental de la zona.

Sogamoso, en Boyacá, es una de las regiones con mayor polución en el país por cuenta de la actividad industrial y artesanal. Las ladrilleras han sido históricamente una de las principales causas de que los focos contaminantes superen los límites que establece la norma nacional de calidad de aire.

Precisamente, para disminuir esta incidencia, Ladrillos El Sol nació en el 2010 con varios objetivos claros: ser económicamente sostenible, rentable y responsables con el medio ambiente. “Desde cuando se tuvo la idea de negocio ya apuntamos a que la ladrillera fuera sustentable. Nuestros esfuerzos se han encaminado a reducir el impacto, emisiones y contaminación  del ambiente”, explica Diana Parra, gerente de la compañía, ubicada en el kilómetro 3 de la vía entre Sogamoso y Morcá. 
 
El primer paso fue elegir hornos diferentes a los artesanales que se emplean normalmente, pues el tipo de combustión que realizan es el causante de la mayor contaminación. De acuerdo con Diana Parra, “se ha venido trabajando en mejorar esa combustión enfocándonos en la operaciones de los hornos, curvas de temperatura, eficiencia energética, de tal forma que se mejoró la operación, se implementó una tecnología de aire combustible y se mejoró la combustión al trabajar con hornos de llama invertida.  Esto quiere decir que el humo y los gases son menos contaminantes.  La reducción de emisiones de CO2 fue de 22 mil toneladas al año”.
 
Ladrillos El Sol contribuye también a la disminución del consumo de energía al producir ladrillos fabricados con tierra orgánica, prensados y luego curados; este material resulta económico, ideal para usar en la construcción de viviendas con menores recursos. 
 
Para cumplir este proceso de responsabilidad con el medio ambiente fue fundamental la Línea Verde de Bancolombia, especializada en apoyar proyectos que disminuyen el impacto ambiental, al ofrecer una menor tasa de interés.
 
La Línea Verde es apenas una de las facilidades dentro de la estrategia de Negocios Sostenibles de Bancolombia, que hace parte de la Vicepresidencia de Desarrollo de la Banca más Humana. El objetivo es desarrollar modelos de financiación para proyectos con impactos ambientales positivos en temas como eficiencia energética, energías renovables, producción más limpia, construcciones sostenibles, reducción de residuos, emisiones, vertimientos y combustibles limpios. Bancolombia también acompaña a algunos de sus clientes con asesorías técnicas a través de sus aliados, para identificar los beneficios tributarios asociados a las inversiones ambientales. 
 
También cuentan con la línea de crédito ambiental SECO que hace reembolsos a  los clientes dependiendo de la reducción en el impacto ambiental logrado. 
El programa contempla visitas técnicas especializadas, identificación de la regulación ambiental, análisis de riesgos ambientales y sociales, alianzas con expertos técnicos, alianzas con proveedores de tecnología, capacitación y acompañamientos en la estructuración financiera.
 
Este programa de Negocios Sostenibles acompañó durante el 2015 a 109 de los  clientes del banco, para identificar nuevas oportunidades de negocios, todas enfocadas al respeto por el medio ambiente.
Temas relacionados