Especial esotérico 2019

Mauricio Puerta: “En el firmamento está el libreto de nuestras vidas”

Es antropólogo de la Universidad de los Andes, pero desde hace 46 años se dedica al estudio de la astrología. Ha escrito más de diez libros y dicta seminarios en distintos países del continente. Hablamos con él en Miami, Estados Unidos.

P: ¿En qué momento se sintió atraído por la astrología?
R: Soy antropólogo y arqueólogo, todas las culturas antiguas siempre se basaron en los astros para interpretar su propia historia. Eso hoy en día es así, lo que pasa es que viene la iglesia católica o la ciencia a decir que es pecado o es mentira, sin saber de qué se trata.

P: ¿Cuándo empezó a tener acogida en Colombia?
R: En los años cuarenta, fue vista como algo esotérico, oculto, la manejaban los masones. La gente siempre tiene una afición por leer el horóscopo, aunque no crea en él. Lo que pasa es que el horóscopo no tiene mucho que ver con la verdadera astrología, yo escribo los horóscopos de El Tiempo y trato de ser lo más serio posible, pero es algo ligero para darle la idea a la gente de lo que puede ocurrir en su futuro. No es una carta astral.

P: ¿Qué es una carta astral?
R: Es el libreto de su vida, basada en la fecha, la hora y el lugar de nacimiento. Todos somos como un vino de una buena cosecha, se confirma con la carta astral una historia de vida.

P: ¿Qué relación tiene la astrología con el zodiaco, tarot y otras prácticas esotéricas?
R: La astrología es la madre de las artes predictivas, es la observación de los ciclos cósmicos. Precisamente ahí, observando el firmamento, es donde uno puede decir que existe un libreto. Si tú eres Aries, no puedes esperar que todas las mujeres Aries sean iguales, aunque hay unas características generales. Los micos son primates, pero cada uno es diferente. La mujer Aries es guerrera, amazona, corta cabezas, acelerada. Cualquier otra mujer puede decir “yo soy así sin ser Aries”. En ese caso nos podemos remitir a su carta astral para saber dónde está su Aries.

P: ¿Cómo puedo obtener el resultado de mi carta astral?
R: En un programa se ingresan los datos y luego arroja la gráfica. Solo la experiencia y el conocimiento permitirán interpretarla. Tú me preguntabas si se puede cambiar el futuro. Te respondo: a uno le pasan las cosas por destino o por imbécil. Llueve por destino, si el destino indica que cuando las nubes están oscuras es porque va a llover y no lo quiero predecir, pues seguramente me voy a mojar por imbécil. Lo que usted tiene que cambiar es lo que le va a suceder por bobo y no lo que le va a suceder por destino, porque el destino nunca está en contra de uno.

P: ¿Qué les aconseja a los lectores para no caer en manos de falsos astrólogos?
R: Que crean en sí mismos. En esto también la gente se vuelve muy dependiente. Se preguntan cuál es el rito que deben hacer en el fin de año, lo cual es una imbecilidad sin sentido. Los únicos ritos que tienen que hacer son lavarse los dientes, el cuerpo, pero otros, como salir a darle la vuelta a la manzana con maletas, las doce uvas, esas no son más que actos estúpidos, pero a la chusma de cualquier clase social le encanta eso.

P: ¿Qué es lo más extraño que ha experimentado a lo largo de su oficio?
R: Aprender astrología es aprender acerca de cuál es nuestra misión en el planeta. No se debe confundir la misión con la profesión. Se puede tener la profesión de periodista o cualquier otra, y eso lo puede hacer cualquiera. La misión es algo diferente, la idea es descubrir cuál es la suya, a qué se comprometió el alma al entrar en su cuerpo, porque usted no es el cuerpo, el cuerpo es el bombillo que la luz usa para manifestarse. Tal vez eso es lo que más me ha impresionado de la astrología, la exactitud con la que uno puede conocer los ciclos de la vida y cómo aprovecharlos.

Anécdotas hay miles, la que más está en este momento de boca en boca es lo que acaba de publicar en su libro la viuda de Pablo Escobar. En aquella época de la historia dije, exactamente, cuándo lo iban a matar, y no porque yo sea adivino sino porque, teniendo la carta de cualquier persona, uno interpreta en qué ciclo está. Puede ser espiritual, económico, de salud. Pero es muy difícil explicar esto en una conversación para un artículo de revista o periódico. La única forma es sacar la carta astral, entenderla para demostrar lo que está escrito y es real.

P: ¿Se puede creer en prácticas como la lectura del cigarrillo o del cuncho del chocolate? 
R: Ahí la pregunta no sería si yo creo en la lectura de cigarrillo, sería si yo creo en la persona que sabe leer el cigarrillo. Esas prácticas no las conozco, pero como también hay distintos niveles sociales y niveles de conocimiento, existe gente que necesita encontrarse con alguien para que le lean el tabaco, las hojas de té, entre otras. Hay muchas prácticas predictivas, unas para el “pueblo”, por decirlo de alguna forma, y otras un poco más cultas y fundamentadas. 

P: ¿Qué tan cierto es que el futuro de cada uno está escrito en el universo?
R: 
Solamente es válido si tú sabes leer el libro de tu vida, que sí está escrito en el universo. Hay dos clases de escépticos, los de la ciencia, que dicen que no puede ser porque no es comprobable y los de la religión que dicen que es pecado, está prohibido, que se irán al infierno por creer en ello. Conozco a bastantes personas que no tienen ni idea de lo que es la astrología y la catalogan así porque su mente es como un corralito y les da miedo salir de ahí. Estamos empezando la era de Acuario, la mente es muy universal, entonces se debe ser más receptivo, abrirla, conocer a ver si eso tiene alguna validez y no de entrada decir eso es mentira.

831197

2018-12-26T22:24:45-05:00

article

2018-12-26T22:24:45-05:00

[email protected]

especial-esoterico-2019

Liliana Gómez Montoya - @lilianagomon

Astrología

Mauricio Puerta: “En el firmamento está el libreto de nuestras vidas”

74

5822

5896