Especial esotérico 2019

Piedras y animales sagrados para el 2019

Es estrecho el vínculo entre los signos y los elementos del universo. En la fauna silvestre y en los minerales están las claves para afrontar el año que se insinúa interesante y turbulento.

Foto: iStock.

Aries: la espiral sagrada, el urogallo y la amatista ahumada

El urogallo es un ave a mitad de camino: ni salvaje ni doméstica. Es conocido por las tribus americanas y sus movimientos son indicio de nacimiento y renacimiento. Es una espiral que simboliza el poder personal e indica que Aries deberá volver a su centro para recuperar el propósito de su vida. Un momento para bailar al son de la geometría y de portar siempre una buena mezcla entre el cuarzo ahumado y la matista, violeta, profunda y transformadora. Ideal para alejar las ataduras innecesarias y sentar las bases de un año espectacular.  

Tauro: la paciencia, la hormiga y el cuarzo estrella

Las hormigas son conocidas por realizar arduos trabajos y por cargar hojas durante largos recorridos, solo para contribuir a su ecosistema. Son parte de una mente grupal y se acoplan para trabajar con los demás. Pero más que la resistencia, su mayor virtud es la paciencia. El cuarzo estrella, diáfano, es purificador, muy eficiente para eliminar las toxinas. Proveerá la protección necesaria para transformar las vibraciones negativas y las cargas pesadas de otros. Ahuyentará las envidias y verá las recompensas al final del camino. Podrá ser el guerrero que es. Sigilo y serenidad para Tauro.

Géminis: la fuerza, el caballo y lazulita

En todas las culturas, el caballo representa la fuerza física. Gracias a su domesticación, el ser humano pudo recorrer largas distancias. La invitación para Géminis es que se acerque al caballo y cabalgue para despertar  la conexión intuitiva. Ser uno con un animal. Es el momento de recorrer  los caminos antiguos y sanar las dudas,los rencores y las falsas expectativas. La lazulita es la piedra elegida, de color índigo morado. Refleja el rayo violeta que atraviesa la atmósfera y conecta con seres y energías invisibles. Permite acceder a la intuición y otras percepciones, como escuchar los sonidos más sutiles. Certeza y guía interior para Géminis. 

Cáncer: los límites, el armadillo y el cuarzo rojo chino

La fortaleza del armadillo está en su caparazón. Puede recogerse como una bola y volverse impenetrable. Cáncer deberá marcar los límites para que las acciones dañinas sigan de largo. El cuarzo rojo chino es una piedra especial para apoyar la flexibilidad en circunstancias imprevistas. Aporta sabiduría, es una piedra de característica elástica; suave y joven, este cuarzo acompaña los momentos de decisiones fuertes.  

Leo: el maná del cielo, el delfín y el jaspe océano

El delfín recuerda la importancia de la respiración; es, también, la oscilación, las olas y los flujos. Leo deberá comprender que puede parar para tomar aire. Debe estar más atento a sus ritmos corporales y emocionales, a los ciclos de los negocios. Es momento para que se escuche. Es el jaspe océano, símbolo de la infinitud, la piedra que le permitirá equilibrar sus fuerzas. Hay que activarla con un viaje al mar, buscando el camino de los mapas, astrolabios y veleros perdidos. Dicen que el jaspe océano guarda los secretos de la Atlántida y transmite información sobre cómo sobrevivir en las aguas turbulentas de las envidias. La piedra debe mantenerse cerca del corazón. Infinitud y coraje para Leo. 

Virgo: la gracia, el cisne y la piedra Gaia

El cisne es el patito feo en su mejor versión. El ave poco agraciada de repente despliega sus alas y se convierte en  una hermosa y admirable criatura blanca. Es la elegancia y la belleza, pulcritud y dignidad. Logra su transformación porque confía en que las cosas se le darán. Virgo aprenderá a rendirse ante los tiempos del universo y a confiar en su propia transformación. La Piedra Gaia es verde profundo, un cristal claro y transparente que actúa como calmante. Es una excelente compañera para asuntos afectivos y apunta a que las buenas relaciones fluyan sin ansiedades ni  celos. Favorece la amistad, cancela los apegos a viejos amores irresueltos y pone sobre la mesa lo fundamental en las relaciones humanas: el respeto y el ahora. Tiempo presente y transformación para Virgo.  

Libra: el embaucador, el coyote y el ópalo andino

El coyote es conocido por sus dones mágicos, aunque estos no siempre funcionen a su favor. Es uno de los animales sagrados que refleja la terquedad humana: comete los mismos errores una y otra vez. Libra debe reírse de sus continuas equivocaciones, pues solo así podrá recordar el valor de su risa. El ópalo andino azul es el perfecto talismán para Libra, para la magia, para el descubrimiento de sí mismo. Buscará la libertad y encontrará un camino generoso para llegar a lugares insospechados. El ópalo fortalece la alegría y, la glándula del timo, refresca y atrae las buenas energías. También es la clarividencia, y la posibilidad de mantener firmes los lazos valiosos. Es la energía de la tierra y de los mares. Desde los Andes, Libra será la visión chamánica viendo lo que se debe ver. Vuelo y cordura para este signo. 

Sagitario: el camuflaje, el zorro y la turmalina rosa

El zorro es capaz de desvanecerse en el medio de la selva, sin que ningún otro animal sepa encontrarle. Esto es porque tiene aliados que le permiten fusionarse con su entorno. Confía en su adaptabilidad, en su astucia, en su observación y en su agilidad de pensamiento y acción. Esto significa que Sagitario será capaz de generar cambios en cualquier persona, lugar o situación. Podrá actuar de manera positiva e impactar en quienes lo rodean. Irá un paso más adelante y sabrá manejar las dificultades que se le presenten. Es momento para que Sagitario, al igual que el zorro, pase desapercibido, dejando una huella de bondad en el entorno. Las piedras dan su dictamen y la turmalina rosa, de la familia del cuarzo, protege de los miedos nocturnos y de las pequeñeces de la humanidad. No hay por qué preocuparse de chismes o inventos y, entre incomodidades y dolores, sabrá recoger sus dudas, discernirlas y dejarlas pasar porque la turmalina rosa apacigua, calma y da ese toque de luz necesario para que se materialice el hechizo mayor: ser la mejor versión de sí mismo. 

Escorpión: el reflejo, la garza azul y la piedra de luna azul

El poder de la garza azul es la capacidad de reconocer cualquier emoción y pensamiento sin negar nada. La garza vuela por encima de las trivialidades mundanas y no le tiene miedo al pasado, al presente o al futuro. Es un buen momento para que Escorpión deje que las plumas de esta ave caigan sobre él y se sumerja en su interior para encontrar verdad, serenidad y amor. Comenzará a hablar de islas escondidas y casas en las nubes. Música, arte y literatura serán sus mejores refugios. Y es por esto que buscará el azul mágico de una piedra de luna, una pequeñísima preciosidad que activa cada una de las glándulas corporales y mejora el funcionamiento metabólico. Así, enterrará las esquizofrenias y le contará a esta piedra sus dolores. Será su propio reflejo y el de los dioses. Sanación y belleza para el azul de Escorpión.  

Capricornio: el espíritu, el águila y el cuarzo blanco

El águila representa la conexión con la divinidad. Se eleva y observa la magnitud de la vida en su conjunto. Sus plumas han sido durante siglos símbolo de sanación, pues ha alcanzado el estado de gracia mediante el esfuerzo y la comprensión. Por eso, Capricornio solo comprenderá el significado de este año desde cada uno de los altibajos que se presentan en los doce meses. El águila le recuerda a Capricornio que debe llenarse de valor para mirar el conjunto de las cosas. Conocerá la libertad con el cuarzo blanco. Cristal amoroso, clásico, fácil, moldeable, delicado y fuerte a la vez. El cuarzo blanco es el llamado del espíritu y es una voz que abre el estado mental de la pureza. Es una piedra purificadora. Libertad y dirección para Capricornio.

Acuario: la resolución, el tejón y el cuarzo oro verde

El tejón es violento y ataca con agresividad. Es rápido cuando se enfada y aún más rápido a la hora de atacar. El poder de este animal  radica en su capacidad de luchar por lo que quiere. Su reputación le precede y sus enemigos tiemblan cuando muestra sus colmillos. Acuario debe perseverar y no perder el equilibrio ni pisotear a los demás. Basta con que no se rinda y con que sea contundente a la hora de intentar llegar a un objetivo. El cuarzo asegura que los circuitos eléctricos estén limpios y fluidos. El de color oro verde aumenta la vitalidad y protege de las corrientes  extremas de tensión. Esta piedra es frágil y es por esto que resulta perfecta para los que deambulan por caminos diversos. Restaura las memorias del bienestar y del saber vivir.  A Acuario este cuarzo le ofrece energía de éxito. Volará y cambiará de casa y amores. Serenidad y decisión para Acuario.  

Piscis: la fuerza femenina, la nutria y el jaspe amapola

¿A quién no le gustan las nutrias? ¿Quién no cree que son graciosas, tiernas y juguetonas? Viven entre la tierra y el agua, dos elementos conectados con lo femenino. Son consideradas como el animal más coqueto del reino. Están siempre moviéndose y son curiosas por naturaleza. Son intrépidas, pero sobre todo amigables, al menos hasta que se pruebe lo contrario. Estos rasgos representan la capacidad de disfrutar y la energía sin juegos ni control. La nutria le dice a Piscis que ame sin envidia ni miedo a ser reemplazado. Significa tener confianza absoluta en los demás y celebrar el derecho a ser quien se es. Es hora de dejar de preocuparse y de no aferrarse a los objetos materiales. Es hora de honrar el camino de la energía femenina. El jaspe amapola, piedra brillante y calurosa, otorga el equilibrio necesario para que pueda desarrollar su potencial. Le ayudará a ser más accesible a los consejos de los demás y su corazón será aún más amable. Esta piedra le permitirá tener cerca a quienes valora con ahínco, a su familia, a su amor. Como tiene flores de colores en sus vetas y mantiene un alto nivel de contacto con el mundo subterráneo, ayuda a que las  energías más densas como los celos, la rabia y la tristeza estén débiles durante el 2019. Creatividad y suavidad para Piscis.