Aficionados ingleses reclaman por el arbitraje del partido ante Croacia

Seguidores del seleccionado de Inglaterra se quejaron por el trabajo del turco, Cuneyt Cakir, quien pitó el juego por la segunda semifinal del Mundial de Rusia 2018. Según los aficionados del equipo inglés, el árbitro debió anular el primer gol de los croatas.

Los ingleses Harry Kane y Jesse Lingard discuten con el árbitro Cuneyt Cakir.AFP

Aunque en Inglaterra prima un sentimiento de gratitud a la selección de fútbol nacional tras su decorosa participación en la Copa del Mundo, la prensa inglesa ha señalado que el árbitro del partido del encuentro ante Croacia, el turco Cuneyt Cakir, incidió en el resultado final. Si bien los ingleses reconocen que su rival tuvo una mejor actuación, también afirman que en varias jugadas el juez se equivocó en su dictamen. (Vea aquí nuestro especial del Mundial de Rusia 2018)

“El árbitro nos ganó, NO Croacia”, titula el medio nacionalista Express. Según los testimonios recogidos por el portal, varios aficionados de la escuadra de ‘Los Tres Leones’ concuerdan en que el gol de Ivan Perisic que empató el marcador para los croatas debió anularse porque la pierna del jugador al momento de contactar el balón estaba arriba. “Seguramente la FIFA debería estar investigando a Cuneyt Cakir después de esta actuación. Totalmente parcializado en todo”, señala una de las seguidoras del equipo inglés consultada por el medio.

Le puede interesar: la FIFA sancionó a Inglaterra con más de 70.000 dólares

Pero esa no es la única sanción que reclaman los ingleses. Según el medio The Independent, el árbitro no sancionó tres faltas fuertes del defensa croata Dejan Lovren que para ellos ameritaban cartón amarillo. En cambio, el central le sacó una tarjeta al defensa Kyle Walker tras una efusiva reacción tras una falta de Croacia. “Sin duda, habrá quienes se sientan perjudicados con su actuación, pero Inglaterra solo puede culparse a sí misma por dejar que la segunda mitad se les escapara a los jugadores”, sentencia el medio inglés.

Esta, sin embargo, no es la primera vez que el árbitro turco cae en medio de la polémica. En la Liga de Campeones de 2013, el juez expulsó al portugués Nani del Manchester United por un supuesto golpe al español Álvaro Arbeloa del Real Madrid. En 2012, también sacó del partido al defensa inglés del Chelsea John Terry que, según los aficionados del equipo, le costó al club su paso a las semifinales de la Champions de ese año. Además, en esta Copa del Mundo Cakir ya había sido blanco de críticas tras su actuación en el partido entre Nigeria y Argentina por fase de grupos, en la que sancionó un dudoso penal a la escuadra africana.

Lea también: Suspenden de por vida a un árbitro de Rusia 2018