Así se preparó Luis Soto para narrar Rusia 2018 en quechua

Desde 1982, la selección de Perú no llegaba a un mundial. Soto, un presentador radial en la lengua nativa de los Andes, se puso la tarea de que las comunidades que hablaran en este idioma en su país supieran el avance de su equipo en el certamen futbolístico más importante.

Luis Soto narra los partidos de fútbol en quechua junto a Percy Chile y Saturnino Pulla en Radio Inti Raymi en Perú.Captura de pantalla de YouTube

Ya van 500 palabras y frases que conforman el diccionario quechua de fútbol que ha construido Luis Soto durante quince años. Quizá sea el único que exista en esta lengua nativa, pero es el que le sirve a él para narrarle a la comunidad, que habla este idioma en Perú, lo que pasa en las canchas de fútbol cuando la selección sale a jugar.

La idea de narrar fútbol en quechua le surgió cuando Cienciano, equipo local de Cusco, le ganó a River Plate de Argentina en 2003, llevándose la Copa Sudamericana. En 2004, comentó por primera vez un partido de la selección y, desde entonces, fue sumando palabras y frases a su diccionario preguntándoles a los locales como dirían las expresiones futbolísticas.

Con la clasificación de Perú al Mundial de Rusia 2018, luego de 36 años de no participar en este evento, Soto se preparó para que, por primera vez, sus oyentes escucharan en su lengua nativa lo que acontecía en el evento futbolístico más importante a nivel internacional.

Le puede interesar: Murió Demetrio Túpac Yupanqui traductor al quechua de El Quijote de la Mancha.

A la tarea, desde que comenzó con su proyecto, se le presentaron dificultades. ¿Cómo decir en quechua las expresiones que normalmente usan los comentaristas deportivos? ¿Cómo nombrar el término balón cuando la traducción de este hace referencia a una pieza de piel de llama usada para ceremonias religiosas en Cusco?

Sin embargo, el locutor de la Radio Inti Raymi (Fiesta del Sol) de Perú no desistió y procuró ser recursivo e interpretativo a la hora de describir a través de su voz las escenas que se construían en el estadio. Por eso, en vez de un jugador que golpeó la pelota muy fuerte, dice que comió mucha quinua, o cuando Edison Flores le hizo gol a Ecuador, ayudando al equipo a clasificar al Mundial de Rusia, comentó que el jugador “construyó carreteras donde solo había unos senderos estrechos”, le dijo a New York Times.

Para lograr estas traducciones del español al quechua, Soto, de 44 años, se preparó viendo videos para imitar la velocidad y tono de los comentaristas de fútbol. Y con mucho esmero, el locutor narró el primer partido de Perú contra Dinamarca, describiendo la derrota como “un vacío en las nubes”.

Soto tenía la esperanza de cantar el primer gol de la selección ante Francia este jueves, sin embargo, su equipo no definió para que pudiera cantar gol, pues en quechua también se dice así. Le queda un partido para que por lo menos les transmita a sus oyentes la euforia de una anotación, pues Perú, con el resultado de este último encuentro, ya no tiene oportunidad de pasar a octavos de final.

El desempeño de la selección en Rusia 2018, no es excusa para no seguir narrando en su lengua nativa que la aprendió en casa. Por el contrario, él como el gobierno peruano buscan revivir el quechua que ha sido discriminado, al igual que sus comunidades que lo hablan y lo preservan.

Entre las estrategias por revitalizar este idioma, en 2016 nació el primer noticiero diario de televisión pública narrado en quechua. El Ministerio de Cultura también se valió de las imágenes de los jugadores de la selección Edinson Flores y Renato Tapia para promocionar propagandas en televisión y redes sociales con mensajes de tolerancia y diversidad cultural.

“En el Perú se da más la discriminación por la clase, se le ponen muchos apelativos a la gente, muchas veces, por el clasismo que se da contra los indígenas”, dijo a New York Times Flores, quien mostró su interés en participar de la campaña porque afirma que la discriminación ha llegado hasta las canchas. En los pasados cinco años se han notificado de por lo menos diez episodios de racismo en la liga peruana por parte de los asistentes a los partidos.

Lea más: Michael Jackson en quechua, la niña que revaloriza la lengua de los incas.

Con la labor de Soto, sumadas las acciones del gobierno y de otros organismos y personas naturales, se busca que la quinta parte de la población peruana, o sea, la indígena, continúe usando y enseñando las costumbres y el idioma de sus antepasados. Así también se pretende que la cifra de 3.4 millones de personas que tienen como lengua nativa el quechua, según el censo de 2007, no disminuya.

La globalización ha generado una especie de miedo, de odio, al idioma quechua. Los jóvenes, que empezaron a emigrar a la ciudad, eran marginados por hablar quechua, por la misma vestimenta o por algunas iconografías de esta. El progreso hizo que la gente le fuera perdiendo amor y pasión a su idioma original”, mencionó Luis Soto a New York Times.

Ese amor y esa pasión la quiere devolver con sus narraciones de los partidos de fútbol que están aterrizadas a la cosmovisión de los pueblos indígenas, por lo que las analogías con los ríos, las montañas, las flores y los animales son su principal recurso para emocionar a su audiencia cuando el balón toca la cancha y los jugadores comienzan a bailar con el balón entre sus piernas.