La ceremonia inaugural marcó el primer capítulo de Rusia 2018

Robbie Williams y Aida Garifullina fueron los artistas que se presentaron en el estadio de Luzhniki de Moscú. Ronaldo Nazario también estuvo presente en la celebración.

AFP

Se acabó la espera. Oficialmente ha empezado el Mundial de Rusia. La FIFA optó por una ceremonia de inauguración, discreta, breve, enfocada en dar a conocer la cultura del país organizador y en la música con las presentaciones del cantante británico Robbie Williams y una corta intervención de la artista rusa Aida Garifullina, quien estuvo montada en un ave naranja en el escenario. 

El estadio de Luzhniki de Moscú fue el epicentro de la celebración. Hubo 500 bailarinas y gimnastas haciendo un discreto, pero emotivo show del que fueron testigos más de 80.000 espectadores. Eso sí, los aficionados se quedaron con las ganas de ver a Will Smith y Nicky Jam para que cantaran "Live it up", el himno oficial de Rusia 2018. 

Y para rematar, el dos veces campeón del mundo, Ronaldo Nazario fue el acompañante del niño que dio el puntapié inicial de la cita orbital. En paralelo, en la Plaza Roja, a unos cuantos kilómetros del estadio, la FIFA también organizó una presentación con el peruano Juan Diego Flores y el español Plácido Domingo.

“Espero que tengan una experiencia inolvidable. Hemos abierto nuestro país y nuestros corazones al mundo”, señaló Vladimir Putin, presidente de Rusia. Y Gianni Infantino, máximo dirigente de la FIFA, también agregó unas breves palabras. "Disfruten la mayor celebración de la tierra". 

En el primer partido, Rusia goleó 5-0 a Arabia Saudita en un encuentro que no pudo tener mayores emociones. 

Vea aquí el análisis de Camilo Amaya y Luis Guillermo Montenegro, dos de los enviados especiales de El Espectador sobre la inauguración del Mundial: