Las conclusiones de Rusia 2018, según la Fifa

La intención de atacar, con o sin balón, ha sido destacada como una de las principales características de este Mundial, pero también se asegura que se ha reducido la posesión por la falta de espacio para los atacantes.

Inglaterra es la selección que más goles de pelota quieta ha marcado. De los 12 que ha anotado, nueve llegaron por esta vía. EFE

En 1965 surgió la idea de crear un grupo de expertos que analizara los partidos de la Copa Mundial de la FIFA, con el objetivo de observar los encuentros y los entrenamientos de los equipos para luego sacar conclusiones sobre la manera como se está jugando y los avances del deporte. En el Mundial de 1966 se hizo el primer estudio y se ha ido repitiendo en las ediciones del evento deportivo más importante del mundo, el cual se lleva a cabo cada cuatro años. En Rusia 2018, esta comisión estuvo conformada por el holandés Marco Van Basten, en la actualidad jefe del grupo de desarrollo de la Fifa, el técnico brasileño Carlos Alberto Parreira, el entrenador serbio Bora Milutinovic, el exfutbolista nigeriano Emmanuel Amunike y el formador de juveniles escocés Andy Roxburgh. (Vea aquí nuestro especial del Mundial de Rusia 2018)

Los cinco llegaron, vestidos de saco y corbata, a la sala de prensa del estadio Luzhniki, de Moscú, en el que este domingo se disputará la gran final del Mundial entre Francia y Croacia. En una mesa se sentaron a dar sus conclusiones de lo visto en los 62 juegos que se han disputado en este evento. Por lo menos, uno de ellos estuvo en todos los partidos y los que no podían llegar hasta los estadios, los analizaban detalladamente por televisión. Tomaron apuntes respecto a los movimientos tácticos, los estilos de juego de cada selección y luego se reunieron durante varias horas a debatir el rumbo que está tomando este deporte, en cuanto a su manera de juego.

El ‘efecto Guardiola’, la intención de atacar con o sin balón, ha sido destacado como una de las principales características de este torneo, pero también se aseguró que se ha reducido la posesión por la falta de espacio para los atacantes. “Guardiola ha tenido un gran impacto en muchos jugadores y entrenadores. En la Liga de Campeones, en muchas Ligas con el Bayern, el Barcelona o ahora en el Manchester City, tuvo influencia. Sobre todo, por la intención de jugar desde atrás, esa capacidad para atacar con o sin balón, con una presión alta”, indicó el técnico escocés Andy Roxburgh. (Lea: Croacia, de sufrir la guerra a soñar con la final del Mundial)

Destacó que, no obstante, ha habido una gran flexibilidad táctica durante el Mundial. “En esta temporada, en la Liga de Campeones, hubo tres filosofías de juego, pero aquí hay una variedad increíble de estilos. Ha habido un gran equilibrio competitivo, con países pequeños dando un gran rendimiento. Es destacable, por ejemplo, la forma como planteó su partido Bélgica contra Brasil”, resaltó el técnico al hablar de la lección táctica que dio el español Roberto Martínez, en los cuartos de final.

Al sistema implantado por Guardiola también se refirió el exfutbolista holandés Marco Van Basten, quien afirmó que “en 2010 y 2014 hubo muchos jugadores que había entrenado Guardiola. Antes la posesión era muy importante, pero en este Mundial hemos visto que equipos como Suecia, Suiza, Dinamarca o Islandia defendieron en espacios muy reducidos. Hoy en día, es casi imposible moverse entre las líneas”, resaltó. (Puede leer: Rusia 2018: un Mundial de buenos arqueros)

Van Basten puso como ejemplo el caso de España y Alemania, los dos últimos campeones. “España se enfrentó a una defensa férrea. Rusia buscó la mejor forma para ganar a un rival de mayor nivel técnico y eso también es parte del fútbol. No se trata solo de ser bueno a nivel técnico, sino también táctico”, resaltó el único vestido con traje negro y con los logos de la FIFA en el pecho.

“Alemania creó muchas ocasiones, pero no fue capaz de rematar y luego está el riesgo del contraataque. El fútbol está evolucionando y lo hace todo más difícil. Cada vez se juega en menos metros cuadrados. Hay que mantener un ritmo alto y asumir más riesgos. Alemania jugó mejor que muchos equipos, pero tuvieron poca suerte. En 2014, con menos ocasiones, anotaron más goles”, destacó el jefe de esta comisión, quien afirmó que los atacantes no han tenido la fortuna de marcar tantos goles con pelota en movimiento, porque, “en muchos partidos, la defensa estaba muy cerca del área y no había espacios. Ha habido defensas fuertes y bien organizadas. Messi y Neymar tuvieron problemas para penetrar en las defensas. Esto va por ciclos y cada vez se juega en espacios más reducidos”. (También lea: Los goles de pelota quieta dominan en el Mundial de Rusia)

En los dos partidos que faltan, este grupo de estudio seguirá sacando conclusiones y, en los próximos meses, deberá entregar un reporte escrito, un material que la FIFA le entregará a cada una de la Federaciones de Fútbol para que las divulguen a los entrenadores de sus países y sepan el camino hacia donde está dirigiéndose el fútbol, un deporte que, sin importar la manera como se juegue, sigue y seguirá manteniendo una tesis: la única manera de marcar diferencia es anotando goles.