Una amistad basada en la cooperación

Después de un siglo de relaciones, Suiza y Colombia se han acercado mucho y los proyectos bilaterales son más constantes. Didier Pfirter, embajador de la Confederación Suiza en el país, hace un recorrido por los diferentes espacios donde se mueven sus vínculos.

¿En qué se basan las relaciones entre Suiza y Colombia?

En una larga amistad y tradición de relaciones humanas y políticas, empezando con el Tratado de Amistad, Establecimiento y Comercio, firmado en 1908. Las relaciones se basan en recíproca confianza y respeto mutuo. Tenemos aquí una colonia de más de 2.000 suizos y más de 4.000 colombianos que viven en Suiza. Existe una cooperación intensa tanto en materia comercial como de políticas de paz, Derechos Humanos, ayuda humanitaria y política cultural.

¿En qué se fundamentan las relaciones económicas y comerciales?

En el marco de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), Suiza logró ser el primer país europeo en firmar un TLC con Colombia, que ojalá entre en vigor pronto; además, Suiza es la segunda nación del continente en firmar un acuerdo para la Promoción y Protección de las Inversiones, así como un acuerdo para evitar la doble tributación.

¿Qué participación empresarial tiene Suiza en Colombia?

Hoy son más de 50 las empresas suizas que operan en Colombia, las cuales emplean a más de 10.000 nacionales en sectores como los de maquinaria, construcción y servicios, el alimentario, financiero, relojero, agroindustrial, químico y farmacéutico.

¿Cómo está el flujo de inversiones?

En 2008 Suiza tuvo inversiones en Colombia cercanas a los US$1.000 millones, lo que hacen de mi país un importante inversionista.

¿Qué programas de cooperación existen entre las dos naciones?

Tenemos tres ejes principales. El primero es la ayuda humanitaria, que se ha elevado a unos US$8 millones anualmente; cooperamos en políticas de paz y de Derechos Humanos, donde invertimos unos US$2 millones, y trabajamos en temas económicos, promocionados por la Secretaría de Estado Suizo para los Asuntos Económicos (SECO), que este año recibió un nuevo impulso porque el gobierno eligió a Colombia como uno de los siete países de concentración de la cooperación económica suiza en el mundo, lo que significa más de US$40 millones de inversión en los próximos cuatro años.

¿Por qué Colombia fue elegida entre estos siete países?

Por su larga historia de cooperación, que es sinónimo de éxito y calidad. Este es un reconocimiento al progreso que Colombia ha tenido en los campos de la seguridad, la estabilidad política y el clima inversionista. Además, aquí hay excelentes instituciones y un marco jurídico sólido.

¿Qué tiene Suiza para los colombianos que quieran visitarlo, hacer negocios o estudiar?


Mi país es un microcosmos en el corazón de Europa, pues se hablan cuatro idiomas, representa tres de las principales culturas europeas (italiana, francesa y alemana), tenemos paisajes muy variados, lindas ciudades medievales, buena calidad de vida y de servicios, además grandes y prestigiosas universidades, algunas entre las mejores del mundo.

En términos de cooperación ambiental, ¿cuál ha sido la relación de los dos países?

Desde el comienzo de la cooperación económica bilateral, el SECO estableció dentro de su estrategia el desarrollo y la transferencia de tecnología que favoreciera la protección del medio ambiente. En este marco puedo citar la creación, en 1998, del Centro Nacional de Producción más Limpia y de Tecnología Ambiental, en Medellín, o el proyecto de fortalecimiento del Instituto de Hidrológica, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

¿Cuál es la relación cultural entre Colombia y Suiza?

En 2008, la Embajada Suiza participó como patrocinador en más de 30 eventos en todo el país, gracias al aporte y compromiso de las empresas suizas y colombo-suizas, que son miembros del Fondo Cultural Suizo, y de la cooperación del Ministerio de Cultura. Es importante destacar la realización del Premio Nacional Colombo-Suizo de Fotografía, concurso que llega a su quinta edición, y cabe mencionar, también, que el nuevo director de la Sinfónica de Colombia es suizo, casualmente del mismo pueblo mío.

¿Qué sigue en las relaciones de Suiza y Colombia?

La idea es que se vayan intensificando, por eso, además de los tres acuerdos económicos, Colombia y Suiza ya concluyeron las negociaciones sobre un pacto de cooperación en materia penal y otro para evitar el tráfico ilícito de bienes culturales. Asimismo, se está explorando la cooperación en los campos científico y tecnológico, lo cual muestra la diversificación e intensidad de nuestras relaciones.

¿Qué instituciones suizas han tenido una presencia destacada en Colombia?

Puedo mencionar el colegio Helvetia, que cumple seis décadas este año, y se trata del más grande centro de estudios suizo en el extranjero, en el cual se enseña en tres idiomas. Otras importantes instituciones son la Cámara de Comercio Colombo Suiza, fundada en 1974; el Fondo Cultural Suizo, fundado en 2005; el Centro Aluna de Cartagena, la Obra Suiza, la Fundación Ayuda a la Infancia-Hogares Bambi, la Corporación Presencia Colombo Suiza, en Medellín, que prestan asistencia a niños, jóvenes y familias desfavorecidas. También cabe destacar la obra discreta de varias mujeres y hombres religiosos de origen suizo que hoy dedican su vida a los más desfavorecidos.