Porsche tiene nueva casa

En la zona comercial de Morato, al norte de Bogotá, está la sede más amplia y moderna de la casa automotriz alemana.

Color, diseño, tecnología, espacio, confort, lujo, placer y exclusividad. Ese es el mundo Porsche, aquel espacio en donde la magia automotriz se convierte en realidad y donde los amantes del buen gusto, con un respiro profundo, se dejan llevar por el placer que les provocan estas máquinas alemanas cargadas de estética, lujo y elegancia.

Escenario que sólo se podía vivir en Estados Unidos o Europa, donde estaban los selectos concesionarios y que ahora tan sólo basta con estar en Bogotá para cruzar por la zona comercial de Morato, en donde más de 3.000 metros cuadrados se muestran imponentes para dejar ver ese original espacio que abrió la compañía Autoelite, representante de la marca Porsche en Colombia.

Una de las más premium de todo su segmento y que por la creciente tendencia que hay en el país por comprar objetos de lujo se estacionó en esta zona de la ciudad para quedarse. Una perfecta ubicación, si se tiene en cuenta que Morato es considerado el espacio más importante en cuanto a vitrinas comerciales del mercado automotor se refiere en la ciudad, y donde los visitantes y clientes se sienten más cómodos a la hora de comprar, pues en el caso de Porsche, existe un parqueadero privado, amplio y numeroso.

Además de su amplia vitrina para nuevos, “contamos con un espacio adecuado para el mantenimiento de los vehículos de la marca, con mecánicos especializados en zonas independientes, una amplia vitrina para usados, un espacio adecuado para la entrega personalizada de los vehículos que vendemos. Es un concesionario moderno que cumple con todos los estándares exigidos por la marca en el orden mundial y junto a ello, el equipo de asesores en ventas que está disponible siempre”, comenta Jorge Hernán Tobón, gerente de marca Porsche.

Una compañía que el año pasado vendió 84 unidades en el país y que tiene perspectivas más altas para este año, pues agrega Tobón que “este tipo de inversiones en materia de infraestructura se hacen para jugarle al negocio a largo plazo teniendo en cuenta que seguiremos creciendo”.

Un mensaje positivo para aquellos que ya no sólo tendrán la vitrina de la calle 94 con 30 para deleitar sus ojos y pensar en hacer una de las mejores inversiones de su vida, sino que ahora pueden visitar el concesionario de Morato para sentir que la marca, junto a sus seguidores, está acelerando a máxima velocidad y consiguiendo de la mano del Boxster, Cayman, 911 y la Cayenne consolidar un mercado que cada día tiene más seguidores.

Temas relacionados