Así sentimos el menos contaminante de la firma norteamericana

Al volante de: La versión híbrida del Fusion

En noviembre de 2019 Ford incursionó en el mercado colombiano de híbridos. Busca ofrecer una alternativa menos contaminante sin dejar el ADN de la combustión.

El precio del Ford Fusion es de $119’990.000 y se comercializa en las vitrinas de la marca en todo el país.Cortesía

El 2019 terminó con uno de los acontecimientos de mayor relevancia en la industria automotriz de Colombia: ExpoCar. La feria, que tuvo lugar en Medellín y generó ventas por más de $70.000 millones (Fenalco Antioquia), fue elegida por los fabricantes como la gran vitrina de presentación de algunas de sus referencias híbridas y eléctricas.

Firmas como Toyota, Volvo y Ford aprovecharon este espacio en la capital antioqueña, una de las más afectadas por el impacto de la movilidad en la calidad del aire, para presentar las alternativas híbridas con sus referencias Corolla, S60 y Fusion, respectivamente.

Semanas después de su presentación nacional, esta última, la primera con tecnología híbrida que Ford trae a Colombia, fue puesta a prueba por el equipo de “Al volante de…”, un espacio dedicado a presentar las características y sensaciones que generan los más recientes lanzamientos de la industria en el país. Así sentimos la versión híbrida del Ford Fusion.

Su cuerpo

La línea representa uno de los sedanes más reconocidos de la marca, no solo por sus llamativas dimensiones (largo de 4,8 metros y ancho de 1,8), sino por su entretenida conducción y diseños y acabados que combinan la deportividad con la elegancia.

El Fusion que actualmente comercializa la marca conserva el diseño de la penúltima versión de la línea, que dejará de fabricarse junto con las referencias Focus y Fiesta, todo dentro de la adecuación de la marca, que se concentrará en la fabricación de vehículos de mayor tamaño (camiones, pickups, etc.).

Este es un punto importante, pues la primera impresión del Fusion es visual, y su diseño, con ínfulas de fuerza y confort, está basado en una estética que el coche tuvo entre 2012 y 2017, no en la última versión de la referencia. Sin embargo, el interior es muy similar al del último rediseño, además de agradable, con amplios asientos traseros para cuatro personas y quizás una quinta con menos comodidades.

Asimismo sobresalen los asientos con calefacción para piloto y copiloto, y su sistema de infoentretenimiento de ocho pulgadas. Vale la pena recalcar que el interior y sus asistencias son similares a las de la última versión del Fusion a combustión, a diferencia del baúl, que al incluir una batería eléctrica reduce su capacidad notablemente (aproximadamente 387 l).

Su alma

Es la parte más importante del producto. Las sensaciones que genera esta versión híbrida la definen y sobresalen al volante del Fusion. Sobresale porque la firma confirma que la sensación de dinamismo y deportividad no depende de la gasolina, sobresale porque, al volante, el corazón se expresa, aunque no es exacta, pero sobre todo sobresale porque la incursión del motor eléctrico no interfiere con el confort del carro.

La línea es reconocida por su insonorización y la versión híbrida conserva esta cualidad, pero en menor medida. Al acelerar a fondo es posible percibir el motor trabajando, aunque es importante aclarar que el ruido no es molesto ni da una impresión de inseguridad.

El híbrido corazón del Fusion se basa en un motor a combustión de 2,0 litros, capaz de generar 141 caballos de poder y 129 lb de torque. Al anterior se suma uno eléctrico, que produce 47 caballos y 176 lb de torque. Ambos generan un total de 188 caballos, unos 57 hp menos que la opción a combustión (245).

La idea de añadir asistencias electrónicas a la propulsión tiene beneficios ambientales, como la reducción de emisiones y la disminución en el consumo de combustibles fósiles. En ciudad, la alternativa a combustión recorría unos 10 u 11 litros por cada 100 kilómetros; la híbrida, por su parte, brinda unos 13 kilómetros por la misma distancia.

El manejo que ofrece esta referencia es acertado para el uso cotidiano en ciudad, pero poco llamativo en carretera. Su paquete de seguridad incluye ocho airbags y cuenta con sistemas electrónicos de estabilidad y tracción.

El Fusion es una opción interesante para quienes buscan un sedán con amplias dimensiones (dentro del mercado nacional) y disfrutan de una conducción cómoda y entretenida. Su precio es de $119’990.000 y se comercializa en las vitrinas de la marca en todo el país.

 

898308

2020-01-04T09:00:00-05:00

article

2020-01-04T09:00:02-05:00

practicanteweb_250636

none

Nicolás Fernández Sánchez

Autos

Al volante de: La versión híbrida del Fusion

46

4431

4477