En todo tipo de autos

Conozca la transmisión automática

Las siglas que vienen en las palancas de los carros con este mecanismo, permiten definir el tipo de movimiento que se va a realizar. Pasar de una mecánica a una automática puede generar preguntas sobre ellas. Conózcalas.

Las transmisiones o cajas automáticas son aquellas que permiten que los vehículos funcionen sin la necesidad de que el conductor realice los cambios de marcha de forma manual. Son prácticas y útiles en los atascos y trancones propios de las grandes ciudades, pues, por lo general, los carros que la incluyen funcionan con dos únicos pedales: uno para acelerar y otro para frenar.

Técnicamente, explica Alejandro Tobón, director nacional de servicio de Autogermana, “las cajas de velocidades automáticas se basan en la mecánica de fluidos por medio de la cual se puede transmitir la potencia y el torque del motor a las ruedas motrices a través de un fluido. El acople entre el motor y la caja de velocidades se llama convertidor de torque y, en líneas generales, consiste en dos ventiladores enfrentados dentro de un alojamiento sellado y entre los cuales hay un aceite ligero que corre entre ellos y sirve como elemento de transmisión”.

Su implementación se remonta a principios del siglo XX y su popularidad o preferencia varia según cada continente. Por ejemplo, un artículo publicado por Los Angeles Times, en 2016, afirmó que menos del tres por ciento de los automóviles que se venden en Estados Unidos cuentan con transmisiones mecánicas. “La desaparecida palanca de cambios” (The disappearing stick shift), tituló el medio.

Según Ricardo Osorio, experto en producto de Autotrain, “la transmisión automática es la versión fácil de conducir de un automóvil. En lugar de tener un embrague que hay que estar pisando para cambiar las marchas, él solo, en diferentes posiciones de la palanca, avanza y el vehículo se vuelve fácil de conducir… hace de la conducción algo más tranquilo”.

Los autos que la incluyen abandonan las posiciones numéricas de las palancas tradicionales, adoptando una con posiciones específicas, que puede variar de forma, ubicación y funcionalidad, según la marca, tipo y año de fabricación.

“Los vehículos con transmisión automática tienen una palanca que puede estar en el volante o puede estar en la consola central. Tienen diferentes íconos o letras. Normalmente tiene una P de parking, N de neutral, R de reversa y D de Drive”, agrega Osorio.

En busca de una explicación breve y didáctica de los indicadores de las palancas de los carros con transmisión automática, el equipo de El Mecánico Recomienda, de El Espectador, consultó a expertos y fabricantes de automóviles con presencia en Colombia. A continuación encontrará la descripción de cada sigla.

Parking

Esta función se usa para estacionar con una condición. Siempre debo poner el freno de estacionamiento, porque cuando lo dejo sin él, en Parking, hay una pequeña pinza o pasador que detiene el peso del vehículo

Reversa

Como su nombre lo indica , el vehículo da marcha hacia atrás y encienden las cámaras de reversa, si hay, o los sensores de marcha.

Neutral

Aquí se desacopla el motor  y, si se acelera, no hay movimiento. Se utiliza para detenciones largas, donde no hay que mantener el pedal de freno pisado, para remolcarlo o mover el vehículo cuando el motor tiene una falla o no enciende. Es la única forma de moverlo si está rodado.  

Drive

Esta es la posición para marcha adelante . Allí el carro solo para por los cambios a la velocidad que se necesite de acuerdo con su exigencia.  

878597

2019-08-31T10:00:00-05:00

article

2019-09-03T15:22:55-05:00

[email protected]

none

Nicolás Fernández Sánchez

Autos

Conozca la transmisión automática

36

3724

3760