Nuevo Mazda3, estas son sus características

Como una exploración sobre todas las posibles interpretaciones que ofrece la palabra “renovar”, el equipo de diseñadores, ingenieros y artesanos de Mazda creó la nueva generación de uno de sus autos con mayor éxito comercial en Colombia.

La nueva generación del Mazda3 llegó a Colombia en dos versiones: sedán y sport. Cortesía

El Salón del Automóvil de la ciudad de Los Ángeles fue el lugar elegido por Mazda para presentar la nueva generación del Mazda3. El telón cayó, y las luces y miradas del público fueron la antesala de diversas reacciones sobre un carro que, históricamente, ha gozado de una aceptación positiva por los colombianos. En 2018 registró 6.545 unidades vendidas (Andemos).

Casi un año más tarde, durante su presentación en Colombia, la marca habló de motores eficaces, propios de la tecnología Skyactiv (en donde también se desarrolla el alma del carro, en propiedades como carrocería, transmisión, suspensión, etc.), mencionó sus líneas exteriores, basadas en modelos de arcilla creados por artesanos japoneses, y aseguró que pertenece al segmento prémium.

“Los componentes de la nueva generación del Mazda3 lo ubican en el segmento prémium. Es un carro que no tiene nada que envidiarle a otras referencias (entre otros el Audi A3 y el Mercedes Benz CLA 180, para la versión sedán, y BMW Serie 1, para la hatchback o sport)”, dijo la directora de mercadeo de la firma en Colombia, Ángela López, durante la presentación a medios de comunicación.

Diseño simple en cada versión

La nueva generación del Mazda3 llegó al país en dos versiones: sedán y sport (hatchback). Cada variante conserva las características exteriores que la marca ha implementado en sus productos desde hace casi una década, el “diseño Kodo”.

Líneas suaves se apropian de la parte frontal del carro, dando una impresión deportiva y dinámica. A simple vista refleja armonía. Parece que nada sobra y nada falta, a pesar de que la marca retiró las luces exploradoras con las que contaba la versión anterior, según ellos, porque su nueva tecnología lumínica las hace innecesarias.

En su versión sedán, el carro tiene una longitud de 4,66 metros, un ancho de 1,79 m y una altura total de 1,44 metros. Por su parte, las dimensiones de la opción sport difieren sutilmente de la anterior, con una longitud de 4,46 metros, 1,77 m de ancho y 1,44 de alto.

Discreto atrás y adelante

El primer contacto con este auto genera buenas impresiones. La silla del conductor es cómoda, se ajusta a la posición del cuerpo y anuncia una conducción divertida. Frente a él, el volante añade mandos como el de control crucero. La consola central incluye un mando circular que controla el sistema de infoentretenimiento.

Sorprende la insonorización en marcha. En movimiento, los ruidos producto del estado de la vía o las condiciones climáticas son difícilmente perceptibles. Esto es fruto de una reducción en los agujeros con los que cuenta la estructura, lo cual limita la entrada de sonidos. Las vibraciones también son mínimas.

Tanto la silla del conductor como la del copiloto son espaciosas (para una persona de 1,80 metros de altura) y la parte posterior del interior del auto se ajusta perfectamente a dos personas de la misma altura.

Tanto afuera como adentro, esta nueva generación sobresale por la sobriedad. Los botones y las alertas del carro, a diferencia de otros modelos recientes, no son invasivos y su posición es la adecuada, según su importancia y función.

Propulsión y asistencias

Los motores Mazda son mundialmente reconocidos por su eficacia y desempeño a bajas emisiones. La nueva generación ofrece la posibilidad de elegir entre dos tipos de motorización. La primera incluye un motor Skyactiv-G de 2,0 L, que entrega 153 caballos de potencia a las 6.000 rpm y un torque de 20,39 kg-m a 4.000 rpm. La segunda cuenta con un propulsor Skyactiv-G de 2,5 L, con una potencia de 186 caballos a 6.000 rpm y un torque de 25,7 kg-m a 4.000 rpm.

Para generar impacto en el competitivo segmento prémium, la marca añadió nuevas asistencias a la conducción en las versiones de mayor costo, como la asistencia de crucero y tráfico (CTS), que ayuda a reducir la fatiga del conductor, en caso de congestión vial; el control de velocidad crucero adaptativo (MRCC), que asiste al mantener el control de avance de acuerdo con la velocidad del auto que está adelante, y la alerta de distancia y velocidad (DSA), que mantiene el espacio adecuado entre vehículos notificándole al conductor.

El Mazda3 está disponible en colores rojo diamante, azul metálico, blanco nieve perlado, machine gray y plata estelar. Su precio base es de $67’300.000, y de $115’300.000 en la versión más equipada.

885573

2019-10-12T09:00:00-05:00

article

2019-10-12T09:00:01-05:00

[email protected]

none

Nicolás Fernández Sánchez

Autos

Nuevo Mazda3, estas son sus características

45

4957

5002

Temas relacionados