Toyota lanza programa de usados certificados

El objetivo de la iniciativa es ofrecer garantía y tranquilidad en la compra de un vehículo usado de la marca. Estará disponible en cinco concesionarios ubicados en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena.

Cortesía

Automotores Toyota Colombia, lanzó recientemente el programa Usados Certificados Toyota, con el que buscan ofrecer a los propietarios de vehículos del fabricante japonés una opción de compra bajo altos estándares de calidad, durabilidad y confiabilidad. La iniciativa busca, también, facilitar la entrada de nuevos clientes a la marca.

Según explican desde Toyota, la decisión de implementar el programa se toma luego de tener en cuenta varios factores como las cifras de traspasos registrados en el RUNT, según los cualesel mercado colombiano de vehículos usados ha representado tres veces más que la venta de nuevos; por ejemplo, en el año 2016 se registraron más de 780.000 traspasos; en el 2017, 775.000 y en el 2018 cerca de 800.000 vehículos. 

Para Edge Egashira, presidente de Automotores Toyota Colombia, “queremos aprovechar el interés de las personas en comprar un vehículo de estas características para ofrecerles nuestros Usados Certificados, que son vehículos de una calidad superior, que mantienen sus atributos originales intactos con el paso del tiempo y que tienen mejor valor de reventa del mercado”.  

Por esto, la marca nipona implementó un riguroso sistema para seleccionar los vehículos que ingresan al programa. En primer lugar, debe tener máximo siete años o 150.000 km de uso, pasar satisfactoriamente la inspección de 150 puntos y usar Repuestos Genuinos Toyota.

Otras condiciones para la obtener la certificación incluyen haber hecho todos los mantenimientos periódicos en concesionarios autorizados, no tener daños extensivos de pintura, ni indicios de reparación, ni evidencia de óxido o corrosión, de afectación por inundación o daños por lluvia o granizo, ni de abuso, como por ejemplo lodos en el motor. Asímismo deben permitir conocer el kilometraje real a través del mantenimiento preventivo, sin anomalías de propiedad como salvamentos, recuperaciones o reconstrucciones.

Finalmente no puede tener componentes de suspensión y tren de potencia modificados como llantas, suspensión, rines o calces de suspensión; tampoco modificaciones al motor como gas natural, turbocargador, supercargador, chip de potencia o pedal comander; ni a la carrocería como blindajes, extensiones o techos corredizos. Esta restricción también aplica a cambios eléctricos como plantas, pantallas, sistemas de audio o video y sistemas de encendido modificados. 

De esta manera, aseguran, le evitan a los futuros compradores dolores de cabeza comunes en el mercado de usados como estafas, problemas legales como embargos o pagos de impuestos atrasados. 

“Nuestro objetivo es brindarle a nuestros clientes la paz de poder tener y disfrutar un Toyota que ha sido revisado, que ha tenido todos sus mantenimientos hechos en los tiempos indicados, que cuenta con repuestos genuinos, que su documentación e historial son claros y verificables, y por supuesto con una garantía por parte de la marca y el concesionario”, concluye Egashira. 

Adicionalmente, quienes lleguen a adquirir un usado certificado de Toyota contarán con garantía de dos años o 20.000 km. Esta contempla el cubrimiento de los componentes que estén dentro del motor, los internos de la transmisión mecánica, automática y transferencia que deban ser lubricados, así como los de los ejes delanteros, traseros, sistema 4x4 part time y full time que deban ser lubricados.

Otros beneficios incluyen planes de financiación con plazos hasta de 84 meses, 20% de descuento en la adquisición del seguro, asistencia en carretera y un plan de mantenimiento de cuatro revisiones: dos de 5.000 km, una de 10.000 km y una de 20.000 km. 

De acuerdo con los voceros de la marca, el programa cuenta con la experiencia de la casa matriz de Toyota en Japón, que viene certificando y comercializando usados desde 2009, así como la de la rama de Estados Unidos, donde un usado de la marca dura entre 23 y 27 días en vitrina antes de ser comprado. El objetivo en Colombia es recibir y vender entre 10 y 20 de estos vehículos al mes.

Inicialmente el programa de Usados Certificados Toyota estará disponible en los concesionarios Distoyota Morato, en Bogotá, Tuyomotor, en Medellín, Agrícola Automotriz, en Cali, Automercantil del Caribe, de Barranquilla y Juanautos El Cerro, de Cartagena. La marca afirma que esperan extender el programa a todos los concesionarios del país y aclaró que la existencia de este no elimina otros programas como el de usados no certificados o el de retoma multimarca. 

 

últimas noticias

Lo que debe saber sobre los SUV