¿Cómo manejar nuestras finanzas mensuales en tiempos de crisis económica?

Noticias destacadas de Especiales

La pandemia y los consecuentes confinamientos han frenado la actividad productiva de diferentes sectores económicos, y a su vez, han afectado las finanzas de los hogares colombianos.

Los cierres y confinamientos que ha traído la emergencia sanitaria del Covid-19, han afectado directamente el presupuesto de los hogares impactando una reducción en los ingresos del núcleo familiar. Por ejemplo, personas que antes devengaban un salario, posiblemente no estén hoy en el aparato productivo de la economía formal y no estén recibiendo ingresos.

Esto implica que el rubro de ingresos que antes era una suma global, se haya venido reduciendo frente a gastos fijos que no se han disminuido como: el arriendo, los servicios públicos y la alimentación.

Así lo explica Wilson Sánchez, docente de la Universidad Central, quien realizó una serie de recomendaciones para mantener equilibradas las finanzas y establecer un presupuesto familiar mensual en época de pandemia.

El principal consejo es identificar el presupuesto familiar y discriminar los gastos mensuales para que se pueden determinar los gastos que no son necesarios. Por ejemplo, los denominados gastos hormiga, que son de consumo diario y a veces imperceptible, disminuyen la renta disponible mes a mes.

“El presupuesto mensual debe quedar registrado en un archivo físico o electrónico, discriminando los ingresos reales disponibles del núcleo familiar, lo que realmente entra a nuestras cuentas e incluir priorizando los gastos mensuales como: arriendo, cuota del apartamento, administración, servicios públicos, educación de los hijos, deudas con el sector formal y alimentación, los cuales no se pueden eludir”, explicó el docente.

Asimismo, aseguró que el saldo que quede de esta operación es el espacio para establecer el flujo de caja disponible para tener un ahorro o para gastos imprevistos.

Por otro lado, el experto explicó los efectos que ha representado la pandemia en la economía global, siendo un pare en el aparato productivo, por lo que el número de actividades económicas productivas que se realizan, se reducen al mínimo: Aumentan los despidos, aumenta el desempleo, aumenta el nivel de deudas, y también, aumenta la mano de obra cesante en la economía que ya no tiene capacidad de compra para ir a un supermercado y adquirir bienes y servicios.

“Esto se traduce en la economía nacional y global, y la consecuencia de la pandemia es similar a apagar el motor de un carro, el cual deja de tener dinámica y movimiento, y se reduce al máximo”, puntualizó.

Comparte en redes: