Contenido desarrollado en alianza con la Clínica Universidad de La Sabana.

Comprometidos con la humanización

Fomentar un ambiente cálido y una comunicación asertiva hacen parte del compromiso de la Clínica Universidad
de La Sabana con la calidad de la atención en salud.

Cortesía

Humanizar es uno de los conceptos en los que se basa el funcionamiento de los grandes y avanzados centros de salud en el país. Aunque su definición varía según los lineamientos de cada institución, una característica se repite en cada uno de ellos: “Verse reflejados en el paciente”.

“La humanización es una disposición voluntaria y libre de verse reflejados en la otra persona, particularmente en la condición del paciente en el marco de esos principios y valores institucionales, siempre reconociendo la unicidad de cada persona y su dignidad”, contó la licenciada Ligia Patricia Arroyo, subdirectora de Enfermería de la Clínica Universidad de La Sabana.

Esta disposición permite que los empleados, pacientes y visitantes de la clínica convivan en un ambiente cálido y seguro, donde se ejercen valores como la flexibilidad, el compromiso, el trabajo eficiente y el trabajo en equipo. 

“Seguir estos lineamientos nos motiva a estar comprometidos con la promoción de la salud, brindando una recuperación en la fase de enfermedad, favoreciéndola, con una condición muy importante, que es identificar y alinear el dolor”, agregó la subdirectora de Enfermería de este centro académico de salud de alta complejidad, dedicado a la asistencia, la formación de personas y la investigación biomédica. 

Un trabajo en conjunto

Promover la atención de los servicios de salud bajo estos lineamientos es un compromiso que adquiere tanto la institución como el paciente. Así como todos los miembros de la clínica actúan conforme al principio de humanización, los pacientes y sus familias tienen el compromiso de aportar a su promoción.

“Permanentemente divulgamos los deberes institucionales y los del paciente, pues tiene derechos y compromisos, como ser puntual a su cita, cuidarse, portar la identificación durante su estadía y seguir las recomendaciones del profesional que lo está acompañando, entre otros”, afirmó la licenciada.

Este proceso comunicativo se desarrolla por medio de actividades frecuentes en las que todos participan. Allí sobresalen personajes como los “embajadores de la humanización”, quienes promueven iniciativas como “El derecho de la semana”, en donde se hace hincapié, por ejemplo, en el derecho a la privacidad de la historia clínica.

Comprometidos con el paciente y su familia

La actitud de los miembros de una institución habla de la calidad del servicio que allí se presta. Para esto, los principios institucionales de la Clínica Universidad de La Sabana incluyen la promoción del entusiasmo y la alegría. Además, sensibilizar a la persona que atiende al paciente, valorando su dolor, facilita la interacción entre ambas partes.

“Nuestro manifiesto de marca es que prometemos social y solemnemente que todas las personas que vengan a la clínica van a ser cuidadas, entendiendo que el cuidado es un acto de responsabilidad, de voluntad y de afecto”, dijo Arroyo.

De igual forma, las instalaciones están dotadas de áreas en las que las familias, durante los tiempos de espera y visita de sus seres queridos, pueden sentirse cómodas y en paz, mientras les brindan información y atención a sus requerimientos. 

Se trata también de una institución con identidad cristiana que favorece los escenarios de espiritualidad de los pacientes y sus familias, respetando la libertad religiosa de quienes allí acuden. 

El concepto de humanización promulgado y practicado en la clínica la ha llevado a ser reconocida en varias ocasiones por entidades como la Junta de Acreditación en Salud, la cual destacó “el liderazgo de los jefes y colaboradores y la generación de estrategias para mejorar los indicadores de atención”.

“Nuestra fundamentación es tomada de los principios institucionales de la Universidad de La Sabana y han hecho un trabajo muy importante, porque resalta la condición de la persona humana… Somos únicos en el concepto de ser persona: para nosotros cada persona es única, trascendente e irrepetible”, concluye Arroyo. 

 

últimas noticias

Lo que debe saber sobre los SUV