El camino hacia una financiación

Recurrir a un préstamo no debe convertirse en motivo de angustia o preocupación. Cuando se empieza a consolidar una pequeña o mediana empresa es normal no disponer de todo el capital necesario. Conozca las claves para endeudarse con responsabilidad y sacarle el jugo a los créditos.

1 Analizar las necesidades financieras con base en los objetivos del negocio. Cuestionarse para qué se quiere el financiamiento, cuánto se necesita y durante cuánto tiempo. 

2 Estudiar la situación financiera de la compañía. Hay que medir las fuerzas para no embarcarse en un crédito muy grande o solicitar mucho menos de lo que se necesita y se está en capacidad de financiar.

3 Consultar el portafolio de servicios y productos para elegir el más acorde con el perfil de la empresa y sus necesidades. No escoja lo primero que encuentre y compare los beneficios de las distintas entidades.

4 Una vez seleccionado el servicio o producto, se debe poner en orden toda la documentación operacional, financiera
y fiscal.

5 Al momento de optar por una entidad recuerde tener en cuenta aspectos como el tiempo que lleva operando en el mercado, el volumen de su cartera de clientes, el tiempo que tarda en aprobar el crédito y la flexibilidad.

6 Elaborar una estrategia financiera para modificar el presupuesto e incluir en los gastos el retorno del crédito adquirido. Planear con antelación permite evaluar la liquidez una vez se comience a asumir la obligación.

7 Una adecuada gestión del flujo de caja, ayuda a prevenir inconvenientes que impidan cumplir con las obligaciones financieras. Un óptimo comportamiento crediticio es clave para próximas solicitudes de préstamos.