Estudiar en el extranjero: los muchos Ulises

Desde la mitología y las grandes épicas hasta la literatura y el cine actual, los viajes han sido vistos como procesos de autodescubrimiento, aprendizaje sobre el mundo y búsqueda de oportunidades: una verdadera odisea que transforma a los muchos Ulises que se aventuran en ella.

Getty Images

Los viajes académicos, particularmente, pueden ser ricos en experiencias y peripecias (del gr, ‘aventuras’) dignas de la epopeya homérica. Cada año, millones de personas –jóvenes, en su mayoría— salen de sus países de origen para realizar estudios en el extranjero y, a través de ellos, explorar nuevos horizontes profesionales. Así como muchas organizaciones han entendido que “el talento que buscas sí existe, pero probablemente no está donde lo imaginas” – teniendo que internacionalizarse para encontrar el mejor talento—, lo mismo ocurre con las oportunidades laborales: existen, pero a menudo hay que buscarlas en nuevas geografías.

México recibe cada año, en sus instituciones de educación superior, a miles de estudiantes internacionales, mayoritariamente de Estados Unidos, Canadá, Francia, España, Alemania, Colombia, Australia, Corea, Argentina y Países Bajos. De esta población, muchos eligen estudiar en EGADE Business School, así como en el Tecnológico de Monterrey –en cualquiera de sus 31 campus—. En efecto, cada año acuden más de cinco mil alumnos extranjeros a tomar un semestre o verano en el sistema Tec. Y el flujo es bilateral: 58 por ciento de nuestros alumnos se gradúan con una experiencia internacional.

Estos alumnos con pasaporte tienen mucho que ganar. Primero, amplían su visión y experiencia internacionales, que no solo los enriquece como personas y ciudadanos del mundo; también los vuelve candidatos más atractivos para las empresas. Un creciente número de organizaciones con operaciones internacionales reportan que buscan candidatos que ya traigan esa visión global y adaptabilidad cultural que los estudios en el extranjero proveen.

En segundo lugar, el panorama económico y la composición de industrias no es igual en Colombia, Brasil, México o Perú, por citar algunos ejemplos. Las ofertas de empleo que concentran los hubs de las grandes transnacionales de productos de consumo, bebidas y alimentos, energía, operaciones y logística, automotrices o manufactura tecnológica se encuentran desigualmente repartidas – según las ventajas, geografía y clusters de cada región—y, por lo tanto, hay que salir a buscarlas. Estudiar en esas regiones económicamente pujantes es una excelente manera en que los profesionistas jóvenes pueden capturar las mejores ofertas de empleo disponibles.

Por último, hay que tener en cuenta que el expertise tampoco se encuentra homogéneamente distribuido. Existen áreas de conocimiento más desarrolladas dependiendo de las industrias de cada región, o bien de acuerdo con las ventajas de cada institución de enseñanza. Como parte del sistema universitario del Tecnológico de Monterrey, en EGADE Business School –con sedes en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara— nos caracterizan las fortalezas emprendedoras, intraemprendedoras y tecnológicas de nuestros programas de MBA en diferentes modalidades –full-time con concentración en Innovation and Entrepreneurship, en línea, part-time, part-time global con cinco residencias internacionales y part-time con doble grado con Arizona State University—, Maestría Finanzas y cursos de alta dirección. Cerca del 20 por ciento de nuestro alumnado es internacional; la cuarta parte –y creciendo— de nuestra plantilla de profesores también lo es.

Cuando el héroe de La Odisea por fin regresa a su hogar en Ítaca, tras viajar por el mundo, debe demostrarle a su esposa que sí es él y no un impostor. Lo consigue, y sin embargo al lector le queda claro que en realidad no es el mismo hombre que zarpó veinte años atrás: es, ya, un ciudadano del mundo, un protagonista más sabio, valiente e interesante que el que jamás podría podido ser de haberse quedado en casa. Así la invitación a estudiar en el extranjero, con sus nutridas recompensas personales y profesionales para quienes, como Ulises, se atrevan a dar el salto.

 

*Director de EGADE Business School, del Tecnológico de Monterrey, Sede Ciudad de México. 

 

888423

2019-10-28T17:33:01-05:00

article

2019-10-28T17:35:51-05:00

mmorenot_250622

cromos

Jaime Martínez Bowness *

Especiales

Estudiar en el extranjero: los muchos Ulises

44

4238

4282