La Universidad de La Salle pone la ciencia al servicio del país.

Investigación para la transformación ambiental y productiva

Noticias destacadas de Especiales

Con una cultura investigativa consolidada y cohesionada, hemos podido gestionar conocimiento y apropiación social de la ciencia.

La apuesta formativa-investigativa de la Facultad de Ingeniería y del Programa de Ingeniería Ambiental y Sanitaria de la Universidad de La Salle considera los campos de acción para la incidencia real en circunstancias “glocales”, en diálogo permanente con diversas áreas del conocimiento. De este modo es posible abordar, comprender y ofrecer soluciones a los complejos problemas socioambientales y sanitarios, y a las dimensiones de la sostenibilidad en el país. Todo bajo premisas de protección, aprovechamiento y restauración del patrimonio natural y sus servicios ecosistémicos, pero también desde la justicia social (intergeneracional) y la economía de inclusión, con la esperanza de que es posible hacer que nuestras sociedades sean más viables, equitativas y perdurables.

Con una cultura investigativa consolidada y cohesionada, hemos podido gestionar conocimiento y apropiación social de la ciencia, involucrando a todos los actores de nuestro ecosistema (estudiantes, profesores y egresados) y a través de un modelo intersectorial (universidad-empresa-Estado-comunidad-ambiente), que se materializa en planes, programas, proyectos y acciones, con la participación de semilleros y grupos de investigación. Es así como se busca que la investigación repercuta en transformaciones del orden biofísico, sociocultural, económico y político, en diversos niveles territoriales y en entidades públicas y privadas de nuestro país.

De ahí que las líneas y los campos de investigación respondan a políticas públicas, necesidades del sector externo y la trayectoria de los grupos clasificados en Minciencias (CLIMA y GRYCC), como se aprecia en la tabla.

Algunos de los resultados más recientes están relacionados con la aplicación de nuevas tecnologías en la obtención de biocombustibles —que nos mereció la patente biojet carburante a partir de materias primas, como grasas de animales, aceites usados de cocina y otros provenientes del cultivo de la higuerilla—; la modelación de procesos químicos ambientales con énfasis en calidad del aire (Ecopetrol-SDA); el aporte en la formulación e implementación de políticas y normas técnicas de calidad de los suelos (FAO-CAR-Icontec, ministerios); estudios de servicios ambientales relacionados con la captura de carbono en ecosistemas de alta montaña (Bioboyacá); además de contribuir con nuevas metodologías para la gestión del riesgo en proyectos lineales bajo determinantes ambientales y socioeconómicos con Invías.

Con la conformación del Observatorio de Economía Circular e Innovación (OECI), de la mano con la Cátedra Unesco de Sostenibilidad y del sector industrial, aspiramos a consolidar una investigación cada vez más pertinente para el país.

* Director del Programa de Ingeniería Ambiental y Sanitaria de la Universidad de La Salle.

Comparte en redes: