Los enfermos de sida serán autorizados a entrar en China para los Juegos Olímpicos

Aunque China impide desde 1988 la entrada al país de personas con sida, los Juegos Olímpicos de Pekín marcarán una excepción temporal, y durante su celebración, en agosto, los turistas con esta enfermedad u otras venéreas o mentales serán autorizados a entrar en el país, informó la prensa de Shanghai.

Según recoge el diario local “Shanghai Daily”, que atribuye el anuncio a las autoridades de extranjería de la ciudad, estas personas podrán entrar en China durante los Juegos Olímpicos, aunque “bajo la supervisión de la autoridad sanitaria durante su estancia”, según la Oficina de Inspección de Entradas y Salidas y Cuarentena del país.

Esto será posible cuando se apruebe una enmienda a la Regulación de Supervisión y Gestión del Sida, una norma que entró en efecto en China el 14 de enero de 1988, según adelantó en noviembre pasado Mao Qun'an, un portavoz del Ministerio de Salud.

La prensa oficial no dejó claro a partir de qué día los turistas olímpicos con este tipo de enfermedades podrán entrar en el país, ni cuándo se les volverá a cerrar las puertas.

China, que no reconoció tener casos de afectados de VIH hasta el año 2003, y que obliga a los extranjeros que viven en el país a demostrar que no portan el virus, no permitía hasta ahora la entrada a los extranjeros con sida, y durante años atribuyó la presencia de la enfermedad en el país a la llegada de enfermos desde el exterior.

Junto con esta medida de apertura temporal, también se anunció que los extranjeros podrán introducir en el país una mascota por persona, incluidos perros-guía para los ciegos.