ONU reitera su llamamiento a respetar la tregua olímpica durante Pekín 2008

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró hoy el llamamiento de la organización para que las fuerzas en conflicto alrededor del mundo respeten la tregua olímpica durante la celebración de las justas de Pekín 2008.

Ban se unió en un mensaje al llamado de la Asamblea General de la ONU y del Comité Olímpico Internacional (COI) para que se produzca un cese de hostilidades durante los Juegos Olímpicos entre el 8 al 24 de agosto y de los Paralímpicos, que se celebrarán del 6 al 17 de septiembre.

"Que se depongan las armas, aunque sea temporalmente, para que así la humanidad consiga el oro incluso antes de que los Juegos empiecen", instó Ban en el texto.

Recordó que los mismos valores de paz, prosperidad y dignidad que representa el Movimiento Olímpico forman parte de los pilares de la Carta de Naciones Unidas.

"A pesar de su limitada duración, la tregua tiene el ilimitado potencial de proporcionar una pausa en la que reconsiderar el alto costo de la guerra, iniciar diálogos y abrir una ventana para distribuir ayuda a las poblaciones que la sufren", agregó.

Ban consideró que la interrupción de las hostilidades durante los Juegos Olímpicos puede demostrar que la paz puede alcanzarse incluso en las situaciones más intratables.

La Asamblea General de la ONU adoptó el pasado octubre una resolución que llama a respetar la tregua olímpica y ensalza el deporte como un instrumento para la promoción de la paz.

El texto propuesto por China fue adoptado por aclamación por los 192 países que integran el órgano ejecutivo de las Naciones Unidas, cuya bandera ondeará en todas las sedes de competición durante la XXIX Olimpiada.

Esta es la decimocuarta ocasión en que la ONU insta a cesar las hostilidades durante la celebración de unos Juegos Olímpicos, una tradición que se remonta a la antigua Grecia, cuando se llamaba a deponer las armas mientras brillaran las llamas de la antorcha olímpica.

últimas noticias