Sarkozy condiciona su ida a los Juegos Olímpicos

<p>En unas declaraciones brindadas al periódico Le Monde, Rama Yade, secretaria de Estado de Derechos Humanos de Francia, dio a conocer qué pide su presidente para asistir a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín, en próximo agosto.</p>

Francia, por medio de Rama Yade, secretaria de Estado de Derechos Humanos, anunció este sábado que su presidente Nicolás Sarkozy asistirá a la apertura de los Juegos Olímpicos 2008, sólo si se cumplen tres condiciones.

El "fin de las violencias contra la población y la liberación de los prisioneros políticos, que se haga la luz sobre los acontecimientos tibetanos y la apertura del diálogo con el Dalai Lama", son las condiciones que Yade expresó al periódico Le Monde.

Sarkozy ha comentado en varios actos públicos que tomará su decisión en función de la situación en el Tíbet, donde China ha reprimido violentamente las manifestaciones del mes pasado.

Los países de la Unión Europea, de la que Francia ostentará la presidencia en el segundo semestre, están divididos sobre la posibilidad de un boicot de la ceremonia de apertura. "Pedimos que China entable un diálogo realmente constructivo con el Dalai Lama", explicó Yade, y precisa que las conversaciones deben centrarse en "el reconocimiento de la autonomía tibetana y la identidad espiritual, religiosa y cultural de los tibetanos".

La secretaria de Estado de Derechos Humanos afirmó también que Francia exige la liberación "inmediata" de Hu Jia, emblemático activista chino de los derechos humanos que fue condenado esta semana a tres años y medio de prisión.

"Los Juegos no son sólo una consagración económica. Sin los derechos humanos China no será nunca una verdadera gran potencia", concluyó Yade.

Temas relacionados