Innovación curricular y pedagógica

La estrategia académica para 2021

Noticias destacadas de Especiales

Después de un año de cambios vertiginosos, las universidades tienen nuevas oportunidades para seguir manteniendo su calidad y formar a profesionales disruptivos que satisfagan las necesidades de la sociedad.

Responsabilidad y vocación son las palabras que pueden definir el actuar de las universidades, que desde su razón de ser le apuestan a formar profesionales creativos y sensibles con las necesidades del otro, e innovadores para enfrentar las transformaciones en un mundo de constantes cambios que exigen dar lo mejor de cada uno.

A pocos días de cumplirse un año de estudiar desde casa, las instituciones de educación superior (IES) se han destacado por esa habilidad de adaptarse a las circunstancias y facilitar que los estudiantes continuaran con sus estudios.

Fue una tarea retadora, porque primero “tuvimos que crear esos espacios de reflexión y mejoramiento continuo, donde, entre otras acciones, se integran nuevas dinámicas y tecnologías con el trabajo conjunto de toda la comunidad educativa”, señaló Luis David Prieto Martínez, vicerrector académico de la Universidad Javeriana.

Específicamente, frente a los procesos de aprendizaje de sus estudiantes, la universidad ha consolidado un ecosistema de aprendizaje que pone al estudiante y sus relaciones con el entorno, tanto institucional como externo, en el centro de su acción. Eso implica fortalecer las opciones de acompañamiento para formar en autonomía y que el estudiante sea capaz de establecer sus propias rutas de aprendizaje de acuerdo con sus necesidades, ritmos y estilos de aprendizaje.

Para ello, las apuestas en materia de innovación curricular e innovación pedagógica son claves para asegurar la calidad y esa flexibilidad que en 2021 se requerirá mientras se le hace frente a la pandemia. En este contexto, varios directivos y vicerrectores hablaron para El Espectador acerca de los retos que tienen y esas nuevas apuestas para dar una oferta pertinente que esté alineada con las necesidades tanto de las empresas como de la sociedad.

Enfoque disruptivo

“Sin duda, uno de los retos es fortalecer las alianzas y sinergias con otras instituciones, para acceder a una oferta académica complementaria. Como la que tenemos con Coursera for Campus, con más de 700 cursos en línea, y la propia Alianza 4U, para articular las capacidades particulares de cuatro instituciones con un mismo ADN en su nacimiento, un marcado compromiso con la consolidación de tejido empresarial a partir de una educación e investigación ligada, entre otros temas, al emprendimiento como uno de los motores del desarrollo social. Además, consolidar nuestro primer doctorado en administración DBA del CESA, el cual se planteó con un enfoque disruptivo e innovador, haciéndolo único en el país. Por otro lado, en plena pandemia lanzamos cinco nuevos programas de posgrados, por mencionar uno: maestría en liderazgo de transformación digital, pertinente en este tiempo y el futuro”. Henry Bradford Sicard, rector del CESA.

Un énfasis en los datos y la tecnología

“Les estamos apostando a nuevos programas que respondan a los desafíos planteados por la sociedad. Entre la oferta proyectada se destaca el nuevo programa de pregrado en ciencia de datos, el cual se encuentra en este momento en proceso de evaluación por parte del Mineducación, y a nivel posgrado se está trabajando internamente en un programa de maestría en este mismo tema: maestría en analítica de datos. Cada programa y acción se basan en la excelencia que debe ser el motor que nos guíe, siendo esta una búsqueda innovadora que no se ciña a libretos que han funcionado en otras partes, sino que utilice el conocimiento como herramienta principal. Además, recientemente la Universidad del Norte firmó la Alianza 4U con las universidades CESA, en Bogotá; EAFIT, en Medellín; Icesi, en Cali, para trabajar conjuntamente en promover la excelencia universitaria y su función en la construcción de país, es una alianza que promoverá el intercambio, las clases interconectadas y una comunidad universitaria activa”. Adolfo Meisel, rector de la Uninorte.

Sistema híbrido

“En consonancia con nuestro proyecto educativo, denominado La Sergio 4.0, que busca formar a los profesionales de la cuarta revolución industrial, en los últimos años hemos proyectado nuestra nueva oferta en áreas de innovación, emprendimiento, tecnología e inteligencia artificial, resaltando nuestro compromiso con la transformación digital en las distintas disciplinas. Igualmente, nos hemos diversificado con ofertas académicas en modalidad: distancia-virtual y modalidad “blended” o combinada, esta última como un sistema híbrido que combina la capacidad de aprendizaje presencial y “online”. En términos generales, nuestro reto es diversificar la oferta académica en modalidades: virtual-distancia y combinada”. José María del Castillo, vicerrector de Gestión Académica de la Sergio Arboleda.

Análisis y reflexión para crear programas académicos innovadores y pertinentes

“Nuestro reto es brindar educación de alta calidad en la modalidad virtual, además de lanzar nuestros nuevos programas académicos que son el fruto del análisis de varias necesidades reales de nuestra población, por eso tenemos previsto iniciar con nuevos programas en pregrado y posgrado, muchos de estos concentrados en las zonas rurales. Las razones que animaron este proceso fue la necesidad de atender con alta responsabilidad social muchas de las situaciones, condiciones y problemáticas de la población que no puede acceder a una educación de calidad. De ahí que varios de los programas se han propuesto en las modalidades virtual y a distancia, sin perder de vista los retos que traen consigo para la comunidad universitaria la enseñanza y el aprendizaje en estos contextos”, Ruth Milena Páez, directora de Currículo, Pedagogía y Evaluación de la Universidad de La Salle.

Las carreras del futuro

“Estamos ampliando las modalidades educativas de los programas existentes en educación virtual como apoyo a los programas presenciales y reconociendo que nuestra oferta académica es pertinente dado el momento histórico. Nuestros programas en las áreas de la psicología, la ingeniería, la administración y las matemáticas se han identificado también como carreras del futuro y serán decisivas para la recuperación de la salud mental y de la dinámica económica que requiere el país en la pospandemia. Hemos presentado ya al Mineducación solicitudes para ofrecer programas de pregrado y posgrado bajo el modelo de asistencia mediada por TIC”. Lina Uribe, rectora de la Konrad Lorenz.

Innovación

“Para este 2021, en posgrado hay tres nuevos programas: la especialización en anestesiología, la especialización en cardiología y el doctorado en gestión de la tecnología y la innovación.

En pregrados hemos ampliado la oferta de programas, principalmente en ingenierías y en ciencias básicas y biomédicas. En los últimos años se creó oferta en ingenierías novedosas, como mecatrónica, multimedia y biomédica, que se unen a las más tradicionales, como ingenierías civil y mecánica. En cuanto a ciencias básicas y biomédicas, el programa de química y farmacia comenzó actividades en 2020, en plena pandemia, y se une al programa de microbiología, que ya cuenta con acreditación de alta calidad”. Unisimón.

Toma de decisiones

“Frente a la experiencia de la pandemia se requiere llegar a ser más ágiles en la toma de decisiones académico-administrativas y encontrar nuevas formas de poder obtener los propósitos de formación sin estar amarrados a un modelo tradicional, por eso la innovación en la educación seguirá siendo nuestro mayor reto y ofrecer programas disruptivos que velen por una mejor sociedad. Uno de ellos el Programa de Ingeniería Mecatrónica que adelanta iniciativas tendientes a mejorar la calidad de vida de las personas en torno al nuevo status de vida. El taller mecatrónico tendrá un tema central: Soluciones Mecatrónicas para el campo colombiano, este obedece a estudios del Semillero de Agricultura de Precisión”, Juan Fernando Sánchez, director de mercadeo Universidad Piloto de Colombia.

Educación flexible

“Estos nuevos retos conducen a transformaciones que van de la mano con la apropiación de nuevas tecnologías y también permiten flexibilizar las maneras en que los estudiantes aprenden durante la actual emergencia sanitaria. Particularmente, la Pontificia Universidad Javeriana desarrollará sus clases, durante el primer semestre de 2021, a través de cinco modos de enseñanza (presencial, presencial con alternancia, combinado, combinado con alternancia, remoto) que permiten dar continuidad a las actividades académicas de docencia con flexibilidad para atender de una parte, las disposiciones que adopten el Gobierno Nacional y la Alcaldía Mayor, y de otra, las necesidades de nuestros estudiantes a partir de sus situaciones específicas y de los resultados de aprendizaje que deben alcanzar. Para este efecto, la Universidad ha realizado cuantiosas inversiones para atender los más estrictos protocolos de bioseguridad y para acondicionar tecnológicamente sus aulas, de tal manera que las actividades académicas puedan desarrollarse en cualquiera de los cinco modos de enseñanza previsto”, Luis David Prieto Martínez, vicerrector académico de la Universidad Javeriana.

Comparte en redes: