Reincorporación y reconciliación, los dos temas claves a un año del acuerdo de paz con las Farc

hace 58 mins

En manos criminales

Editorial a propósito de la muerte del entonces ministro Enrique Low Murtra.

Somos plenamente conscientes de la desprotección en que nos encontramos y de la entrega del país a manos criminales. El asesinato del ministro Enrique Low Murtra, se encarga de recordarnos nuestro destino trágico. Y sin duda no será el último. Tanto más si el Gobierno sigue con los brazos cruzados.

El ministro Low Murtra, había sido enviado como embajador de Colombia en Suiza para precaver serias amenazas que velaban sobre su cabeza. En la nueva administración se le nombró remplazo dentro de los naturales cambios del servicio diplomático cada vez que se inaugura un nuevo período presidencial. Durante el ejercicio de sus funciones, la policía suiza descubrió a un terrorista de la ETA con una carga de dinamita destinada a volar el edificio de la Embajada de Colombia, y fue así como se frustró este intento de asesinato.

Al comunicársele su remplazo, el ministro Low Murtra solicitó que se le destinara a otro cargo diplomático, precisamente como medida de protección a su vida. No fue atendido en su demanda.

Regresó luego a Colombia. Y siete años después del día en que fuera asesinado el ministro Lara Bonilla, cayó abatido al salir de la Universidad de La Salle, donde regentaba una cátedra.

El ministro iba y venía de la universidad viajando en bus ejecutivo, porque era un hombre pobre, y se ganaba la vida enseñando a la juventud. Era un verdadero "scholar", con títulos de varias universidades europeas y americanas, dedicado al sagrado ejercicio de enseñar.

Se ha dicho que había rechazado protección

Temas relacionados