Más de 55.000 costarricenses piden al Gobierno salvar a los tiburones

Un total de 55.716 costarricenses se unieron en los últimos meses a la campaña “Yo salvé un tiburón” , y firmaron una petición para que el Gobierno mejore las medidas de control para hacer efectiva la prohibición a la pesca ilegal y el aleteo del escualo.

La organización ambientalista Marviva, organizadora de la campaña, informó en un comunicado que la petición ya fue entregada a la vicepresidenta Laura Chinchilla, como parte de las acciones conmemorativas al Día Mundial del Ambiente, que se celebra mañana.

En la carta firmada por los ciudadanos se le solicita al presidente Oscar Arias una “coordinación interinstitucional para garantizar el control efectivo de la pesca ilegal, sobre todo del aleteo de tiburones” , que consiste en cortar las aletas del escualo y tirar el cuerpo al mar para ahorrar espacio en las bodegas de los barcos.

La descarga de aletas de tiburón separadas del cuerpo está prohibida por ley en Costa Rica desde el año 2005; pero el problema es que los mecanismos de regulación y control sobre esta práctica son insuficientes, por lo que grupos ambientalistas han alertado de descargas masivas de aletas en muelles privados.

Con la entrega de las firmas se pretende lograr un mayor control en los muelles, además, se demanda un gran compromiso por parte del Gobierno en esta lucha por la conservación de los ecosistemas marinos, añade el comunicado.

Entre las acciones concretas solicitadas por los ciudadanos, destacan la emisión de un reglamento para la Ley de Pesca y Acuicultura, la aprobación del Plan de Acción Nacional para los Tiburones y mayor presencia de inspectores en los muelles donde se descargan productos pesqueros.

Chinchilla manifestó que el Gobierno está consciente de su responsabilidad en este tema y que tomará las medidas necesarias para mejorar la protección a los tiburones.

Temas relacionados

 

últimas noticias