UNESCO lanza el Año Internacional del Planeta con la “Declaración de París”

La organización hizo un llamado a los geocientíficos con motivo del
lanzamiento del “Año Internacional del Planeta Tierra” en lo que se
presentó la “Declaración de París”.

Las Geociencias son conocidas como las ciencias de la tierra al servicio de la humanidad, las cuales según, el director general de la Oreganización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO),  Koichiro Matsuura son esenciales en “la encrucijada que vive la historia de la humanidad”.

“Los geocientíficos deben ayudar a predecir catástrofes, especialmente en los países pobres, no se puede reaccionar eficazmente a las amenazas del planeta sin las Ciencias de la Tierra”, aseguró Matsuura.

En su intervención ante cientos de personas de diversas nacionalidades y sectores, el director general de la UNESCO subrayó que problemas como la salud, el clima, las aguas subterráneas o los océanos, entre otros, requieren una rápida actuación. Asimismo, la Unión Internacional de Ciencias Geológicas presentó la “Declaración de París”.
 
Este documento insta a políticos, científicos y empresarios a utilizar los conocimientos científicos disponibles en beneficio de “todas las comunidades del mundo, especialmente los países en desarrollo”, y alienta al mundo de la Geociencia a aprovechar este Año del Planeta para hallar “respuestas satisfactorias a los futuros peligros” y fomentar un uso sostenible de los recursos.

Para concienciar a todos sobre “la belleza y diversidad” de la Tierra, la Declaración defiende los “geoparques”, reservas de la biosfera y lugares del Patrimonio de la Humanidad como instrumentos públicos a favor de la conservación y el desarrollo.

Y aboga por crear un Centro Internacional de Investigación de las Ciencias de la Tierra, en aras del desarrollo sostenible, y por utilizar las Ciencias del Espacio para vigilar los cambios en la estructura del planeta.

También pide reintroducir las Ciencias de la Tierra en los sistemas educativos y mejorar el acceso a la información y el conocimiento científico.

La UNESCO recordó que catástrofes como el “tsunami” que asoló el sureste asiático en 2004 y que causó la muerte a casi 250.000 personas podrían haberse evitado con herramientas adecuadas, a menudo no disponibles en los países más pobres.

Así, señaló que el Banco Mundial publicó, en 2004, un informe que aseguró que una inversión de 40.000 millones de dólares en medidas de prevención y reducción de riesgos de catástrofes naturales en los años 90 habría reducido a la mitad la factura final, que fue de 535.000 millones de dólares.

Un ejemplo de la aplicación práctica de la Geociencia puede encontrarse en la localidad minera de Zimapán  (México), donde los científicos desarrollaron un método económico para descontaminar el agua de altos niveles de arsénico.

La Unión Internacional de Ciencias Geológicas, coorganizador del Año Internacional del Planeta Tierra, enfatizó por boca de su presidente, Zhang Hongren, la importancia de unir a la comunidad científica, promover estudios científicos relevantes en todo el mundo y hacer un “uso sabio de los materiales de la Tierra”.
 
A su vez, el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Jean-Pierre Jouyet, aseguró, en su intervención, que los retos del cambio climático o del crecimiento demográfico serán “una prioridad” de la presidencia francesa de la Unión Europea, que tendrá lugar en el segundo semestre del año. “Vivimos en un momento de urgencia medioambiental y ecológica”, afirmó Jouyet.

 “No debemos resignarnos y perder el Planeta”, comentó uno de los jóvenes que participaban en el encuentro, el alemán Felix Schwiekhardt, y, aunque manifestó su apoyo a iniciativas como la de UNESCO, juzgó que “hacen falta acciones directas” y “apoyar a los jóvenes científicos y la investigación”.

Temas relacionados