Un área protegida que salvaría tortugas

Seis meses después de haber logrado que 142.

Acandí, principal zona de anidación de las tortugas caná. / WWF

192 hectáreas de mar Caribe (entre el golfo de Morrosquillo y el archipiélago de San Bernardo) se convirtieran en el Parque Nacional Natural Corales de Profundidad, la dirección de Parques Nacionales confirmó que en los próximos meses se podrían consolidar otras dos áreas marinas protegidas: Playona de Acandí, en el departamento de Chocó, y Bahía de Portete, en La Guajira.

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales, anunció que en el caso de Acandí ya se cumplieron con las consultas previas (a los consejos comunitarios de Cocomaseco y Cocomanorte y Cocomasur) y sólo esperan a que la Academia Colombiana de Ciencias apruebe la declaratoria, trámite que podría tomar un mes. En el caso de Bahía Portete, el área protegida podría estar lista el primer semestre del próximo año.

Con la protección de la Playona de Acandí —una zona marítimo-costera de 26.000 hectáreas— se conservará la principal zona de anidación de las tortugas más grandes de Colombia: las caná (Dermochelys coriacea), reptiles que se encuentran en vía de extinción debido a su sobrepesca. Cada temporada se registran en las playas de Acandí más de 300 anidaciones de estas tortugas.

El proceso de declaratoria comenzó hace diez años mediante un trabajo conjunto entre la Corporación Autónoma Regional del Chocó (Codechocó) y Parques Nacionales.

Temas relacionados