Cuba espera por la reapertura de sus fronteras y del turismo

Noticias destacadas de Mundo Destinos

La isla aprovecha este tiempo para realizar mantenimiento y mejoras en sus instalaciones hoteleras y para elaborar protocolos sanitarios que permitan reabrir en condiciones seguras. El turismo es la segunda fuente de ingresos de Cuba por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior.

El Ministerio cubano de Salud emitió un comunicado en el que no se menciona un horizonte temporal para la reapertura al turismo: "en aras de proteger la seguridad sanitaria nacional, premisa fundamental del Estado cubano, no se abrirán nuestras fronteras, ni se activarán los servicios turísticos, hasta tanto sea indicado por el Gobierno de la República de Cuba", dice.

El turismo es una fuente vital de ingresos para el país, que antes de que estallara esta crisis sanitaria ya atravesaba importantes problemas económicos agravados por el embargo y las nuevas sanciones de Estados Unidos, la crisis de su aliada Venezuela y la ineficiencia de su economía planificada.

La isla caribeña restringió la entrada de viajeros el 24 de marzo, permitiendo solo el ingreso de residentes, y el 2 de abril cerró del todo sus fronteras excepto para tráfico de mercancías y casos excepcionales como salida de vuelos de repatriación de extranjeros o de misiones médicas.

Varias aerolíneas informaron esta semana de que reabrían la venta de pasajes a Cuba a partir del mes de julio, pero las autoridades cubanas en ningún momento han anunciado una fecha de reapertura, como tampoco han hecho públicas las prórrogas del cierre de fronteras, que inicialmente estaba programado hasta finales de abril, pero se ha mantenido vigente hasta la fecha.

Según el Mintur, la industria se enfoca ahora mismo en el mantenimiento de sus instalaciones y en la elaboración de protocolos de higiene y sanitarios para cuando se produzca la reapertura de las actividades turísticas en el país.

(Le puede interesar: Grecia prepara un plan para reducir el impacto de la pandemia en el turismo)

Éxodo de turistas 

Cuando se produjeron las primeras restricciones de tránsito a finales de marzo, se encontraban en la isla unos 60.000 visitantes, entre ellos 10.000 canadienses, unos 5.000 franceses, casi 2.000 españoles y varios miles de emigrados cubanos.

En este momento, según cifras oficiales, quedan en Cuba algo más de 4.000 extranjeros y 5.845 emigrados cubanos que se mantienen alojados en hoteles -de donde tienen prohibido salir- o alojamientos de renta particulares.

Los primeros casos de SARS-CoV-2 diagnosticados en el país correspondieron a tres turistas italianos, uno de los cuales fue también la primera persona fallecido en Cuba por la enfermedad.

El reforzamiento de las medidas de prevención y control dispuestas para evitar la propagación de la enfermedad, incluyó la suspensión de eventos que implicaran concentraciones de personas, entre ellos la 40 Feria Internacional de Turismo de Cuba (FitCuba), que estaba programada del 4 al 9 de mayo.

También un alto porcentaje de los más de 600.000 trabajadores del sector privado desarrolla actividades relacionadas con el turismo.

Para este año, Cuba se había propuesto recibir a 4,5 millones de visitantes internacionales y revertir la baja de un 9,3 % que reportó en 2019, cuando viajaron al país 4,2 millones de turistas, 436.352 menos que en 2018, según datos oficiales.

Esa cifra contrasta con los récords de llegada de viajeros foráneos que batió en 2016 y 2017, cuando arribaron 4,5 y más de 4,6 millones de visitantes extranjeros, respectivamente, en pleno auge del "deshielo" con Estados Unidos.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.