Siempre Madrid: un destino para volver

La capital española ofrece una gran variedad de actividades que nunca se cansará de ver. Es mágica como sus noches.

La Plaza Mayor, un imperdible turístico de MadridOlga Lucía Barona

Sí, siempre Madrid. Es un destino que uno se atrevería a bautizar como mágico, magnético. Un lugar que te aflora literalmente todos los sentidos. Su historia, belleza, modernidad, calidad de vida y, claro, su espléndida gastronomía, acompañada de unos buenos vinitos, son la combinación perfecta.

Los invito a un recorrido por la capital madrileña, que comienza nada más ni nada menos que con la visita a la Plaza Mayor, en el barrio del Sol, con estilo barroco español y que ha sido reconstruida luego de tres grandes incendios. La Casa de la Panadería, una de las icónicas del lugar, fue restaurada en 1880, bajo la mano de María de la Vega.

En 1960 le hicieron una restauración general y desde entonces es peatonal. La adorna un gran mural, obra de Carlos Franco, de la mencionada Casa de la Panadería, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles.

Un paso obligado, si su gusto es cultural, es la visita al Museo del Prado y al Museo Thyssen-Bornemisza, donde podrá, en unas cuantas horas, recorrer cientos de años de arte de los principales pintores del mundo.

En el Museo Nacional del Prado, que este año celebra su bicentenario, se puede deleitar con las obras maestras de las escuelas española, italiana y flamenca. Tiene en sus salas una colección de 8.600 cuadros y más de 700 esculturas.

Además, tiene la colección de pintura española más completa del mundo, que comienza en el siglo XI, con los murales mozárabes de la iglesia de San Baudelio de Berlanga, y las obras de Bartolomé Bermejo, Pedro Berruguete, Juan de Juanes o Luis de Morales, que trazan el arco que va de la pintura gótica hispano-flamenca al Renacimiento.

También hay salones especializados. Está el de El Greco, que exhibe algunas de las pinturas más históricas del artista como El caballero de la mano en el pecho o la Santísima Trinidad. El Siglo de Oro está representado con Ribera, Zurbarán, Murillo y Velázquez, cuyas obras más importantes, como Las meninas o Las hilanderas, están en un lugar especial. Y no podían faltar las joyas de Goya.

En el museo, que abrió sus puertas por primera vez el 10 de noviembre de 1918, están presentes también muestras de los principales artistas italianos y flamencos. Todo un recorrido de historia y belleza.

Y luego el paseo es por el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, ubicado en el Paseo del Arte. Su colección, de mil obras, data de la historia de la pintura europea desde la Edad Media hasta finales del siglo XX. Los primitivos italianos, el Renacimiento alemán, la pintura americana del XIX, el impresionismo, el expresionismo alemán y el constructivismo ruso son las escuelas y los movimientos más ampliamente representados en el museo, señala su página web.

El Palacio de Liria

Los sentidos se alteran con la visita al Palacio de Liria, una muestra de la arquitectura de la monarquía española. Ubicado en la calle Princesa, data del siglo XVIII. Es la residencia de la Casa de Alba en Madrid y principal sede de su colección privada de arte y de su archivo histórico.

Hace muy pocos días habilitaron parte del palacio para la visita de los turistas y la verdad es que deslumbra al grado máximo cada detalle. Es como visitar un museo. Entre las piezas más destacadas, explica el guía, sobresale una galería de retratos de los sucesivos duques, pintados por maestros como Christoph Amberger, Tiziano, Louis-Michel van Loo, Mengs, Goya, Federico de Madrazo, Joaquín Sorolla y Daniel Vázquez Díaz.

Pero sus ojos se abrirán de par en par al ingresar a la biblioteca, que exhibe con orgullo más de 18.000 volúmenes de joyas bibliográficas, como la única colección de cartas autógrafas de Cristóbal Colón, el último testamento de Fernando “El Católico” o la primera edición de El Quijote de Madrid de 1605. ¡De escalofrío!

Sus barrios

Es todo un placer caminar por Madrid, por sus históricos barrios como Las Letras para hacer un tour de tapas en algunos de sus más recomendados sitios, como Los Gatos, Bodega González, La Venencia o Casa Alberto, o por el moderno barrio de Salamanca, para hacer la ruta del shopping en algunos almacenes españoles premium como Loewe, Delpozo, Masscob o El Ganso.

La magia de su noche

Después de esta gran dosis de historia, el recorrido incluye, por supuesto, los placeres del vino y la buena mesa, eso sí acompañados primero de un gran show de flamenco en un sitio recomendado como lo es el Corral de Morería, uno de los tablados más antiguos de Madrid (desde 1956). Este mítico lugar ha sido visitado, entre otros, por George Bush, Richard Nixon, John F. Kennedy, Pablo Picasso y Salvador Dalí.

Es un espectáculo —para cerrar este recorrido— que le mueve todos los sentidos. Es arte, color, magia y, claro, la oportunidad de admirar la belleza, especialmente de sus bailarines, como José Gómez Carmona, un sexy gitano que enloquece al público femenino.

Sí, siempre Madrid. Una ciudad cosmopolita, la cuarta más rica de Europa (después de Londres, París y Moscú) y visitada al año por 10,2 millones de turistas, 53 % internacionales (principalmente de Estados Unidos, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania) y 47 % nacionales.

* Invitación Consejería de Turismo de España, Turespaña

www.esmadrid.com

891752

2019-11-20T08:12:05-05:00

article

2019-11-20T11:16:20-05:00

[email protected]

none

Olga Lucía Barona Torres* - [email protected]

Mundo Destinos

Siempre Madrid: un destino para volver

38

5900

5938