Un nuevo planeta para los fanáticos y no fanáticos de “Star Wars”

Después de cuatro décadas, Walt Disney Imagineering les permite a los visitantes de Disney’s Hollywood Studios cruzar la galaxia a bordo del Millennium Falcon. Conozca los detalles de Star Wars: Galaxy’s Edge, un destino muy, muy lejano localizado en el borde exterior del universo.

En Millennium Falcon: Smugglers Run, los visitantes entran a la cabina del “pedazo de chatarra más rápido de la galaxia”. / Fotos: Cortesía Disney

Sin importar la edad, todos en algún momento de la vida hemos anhelado teletransportarnos al mundo que nos ofrecen las páginas de un buen libro o al que vemos en una película o serie. Crecimos con la idea de que los paisajes que allí existen son perfectos pero imaginarios. Mundos de colores y a escala de grises con personajes fuera del planeta. En las siguientes líneas no van a leer un cuento más, tampoco les voy a hablar de una película, simplemente voy a relatarles cómo se puede descubrir un planeta nuevo en un solo día y reafirmarles la idea de que absolutamente todo lo que soñamos es posible.

¡Abrochen sus cinturones, que el viaje a un destino lejano localizado en el borde exterior de la galaxia empieza ahora!

Batuu hace parte de un nuevo universo muy pero muy lejos de la Tierra; sin embargo, para llegar allí solo es necesario tomar un vuelo directo que de Bogotá conduzca a Orlando, Florida. Una vez en tierra, se puede movilizar en bus o en carro hacia Disney’s Hollywood Studios y allí preguntar dónde queda Black Spire Outpost, un puerto de contrabandistas, comerciantes y aventureros que desean evitar cualquier enredo innecesario con la Primera Orden.

Basta con dar los primeros pasos para sentir que uno empieza a hacer parte del asombroso y admirable mundo de Star Wars. Es como si la pantalla del cine o del televisor crearan un puente para que los fanáticos y no fanáticos de la saga vivan la aventura en primera persona. Se encontrarán con extraterrestres, androides y otros habitantes de este planeta mientras van en busca de productos extraños y únicos, descubren comida y bebidas inusuales o se unen a una tripulación en busca de aventuras. Si bien, se trata de una tierra desconocida, a lo largo del camino los visitantes podrían encontrarse con algunos rostros familiares como Rey, Chewbacca o incluso al líder supremo Kylo Ren y sus Stormtroopers.

¿Cómo surge un nuevo planeta dentro de un parque de diversiones y cómo es posible teletransportarse a otra galaxia caminando? Por décadas Disney ha alimentado los sueños de miles de generaciones de niños a escala mundial. Les ha dado vida a princesas que viven en castillos y ha creado personajes que vuelan; logró que un león hablara y que una hermosa mujer se enamorara de una enorme bestia. Hoy, cuatro décadas después de que los aficionados de las películas de Star Wars imaginaran lo que sería cruzar la galaxia a bordo del Millennium Falcon, el equipo de Walt Disney Imagineering diseñó Star Wars: Galaxy’s Edge para ser la máxima experiencia de la saga y que los visitantes formen parte de la acción mientras esta se desarrolla frente a ellos.

Recrear la historia de un planeta misterioso y oculto les exigió a los investigadores viajar a Marruecos y Turquía para vivir la experiencia de visitar antiguos mercados al aire libre y tomar referencias para adaptar el ambiente, auténticamente terrenal, pero de otro mundo, del Black Spire Outpost. Es así como en Batuu se observan grietas en el pavimento, una variedad de piedras antiguas, el protagonismo de colores como el gris y el café y la vegetación de árboles que fueron seleccionados por su distintiva corteza, carácter salvaje y follaje pequeño y pendular. Además de esto, para garantizar la autenticidad de los diseños para la tierra, los imagineers también visitaron los sets activos de grabación en el Reino Unido, donde estudiaron desde naves y vestuario, hasta accesorios para enriquecer su trabajo.

Batuu es un lugar apto para todos, y aunque sin duda los fanáticos de La guerra de las galaxias son los que más anhelaron su apertura, los no fanáticos quedan anonadados con el montaje y las actividades que allí se pueden hacer. En esta tierra cobran vida dos emocionantes atracciones: la primera de ellas es Millennium Falcon: Smugglers Run (Halcón Milenario: Carrera de contrabandistas), que abrió sus puertas al público el 29 de agosto pasado y les permite a los visitantes entrar a la cabina del “pedazo de chatarra más rápido de la galaxia” para vivir su propia aventura de Star Wars. Ellos toman los controles del Falcon, en una de tres funciones fundamentales mientras la nave recorre el espacio. Algunos serán pilotos, unos artilleros y otros ingenieros. ¡Una experiencia llena de adrenalina que le dejará la sensación de querer repetirlo una y otra vez!

La segunda es Star Wars: Rise of the Resistance (Ascenso de la resistencia), que abrirá al público el 5 de diciembre de este año en Orlando, Florida, y el 17 de enero de 2020 en Disneyland Resort, en California. Se trata de una de las experiencias más ambiciosas, avanzadas e inmersivas jamás emprendidas por Walt Disney Imagineering. La atracción sitúa a los visitantes en medio de una batalla climática entre la Primera Orden y la Resistencia, que incluye un enfrentamiento con Kylo Ren. Este viaje, sin igual, los lleva dentro de una nave estelar de escala real y a bordo de un Destructor Estelar en una aventura estremecedora y emocionante que confunde las líneas que separan la fantasía de la realidad.

Otras actividades que pueden realizar los visitantes durante su recorrido por Batuu son: descubrir Droid Depot, donde podrán construir sus propios androides astromecánicos. Los clientes recogen las piezas y partes de una cinta transportadora para crear uno de los dos modelos bases (la serie R o la serie BB). Los androides pueden ser personalizados gracias a todo tipo de piezas y colores. Estos interactúan con diversos elementos por toda el área temática, respondiendo a las aventuras de los visitantes.

En Savi’s Workshop – Handbuilt Lightsabers, los turistas tienen la oportunidad de personalizar y crear sus propios sables de luz. En esta experiencia de corte místico, los visitantes sienten el poder de la Fuerza mientras construyen estas armas nobles de tiempos más civilizados. Por su parte, en el interior de Dok-Ondar’s Den of Antiquities encontrarán una selección de objetos extraños y misteriosos a la venta que representan diferentes épocas de la saga de Star Wars.

Sin duda, Star Wars: Galaxy’s Edge es una experiencia que para ser contada debe ser vivida. Una materialización de que el mundo imaginario y ficticio que leemos en los libros y vemos en las películas también puede saltar a la realidad.

*Invitación de Walt Disney World Resort en Florida.

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

880362

2019-09-10T13:42:49-05:00

article

2019-09-11T14:25:05-05:00

[email protected]

none

marcela díaz sandoval

Mundo Destinos

Un nuevo planeta para los fanáticos y no fanáticos de “Star Wars”

72

7047

7119