A EE. UU. también le interesaría estar en bases navales colombianas

Las bases de Málaga y Cartagena se han mencionado en las conversaciones de la extensión de la cooperación antidrogas.

Según conoció Elespectador.com se ha conversado dentro del acuerdo de cooperación con Estados Unidos la utilización de bases de la Armada Nacional, además de las anunciadas por el gobierno colombiano -Palanquero, Apiay y Malambo- de la Fuerza Aérea.

Se pudo establecer que en las reuniones que se han llevado a cabo en Washington se ha comentado el tema, pero no se ha tomado una definición al respecto, por lo que se espera que en la quinta y última ronda de negociación, que se realizará a comienzos de agosto, se tomen decisiones al respecto.

El interés del gobierno estadounidense en tener presencia en el Málaga (Pacífico) y Cartagena (Atlántico) es controlar el tráfico de droga que circula por la bahía y que se dirige a Centroamérica y Europa.

Críticos de la extensión del acuerdo se habían preguntaron en las últimas horas el porqué Estados Unidos no había pedido bases en el Pacífico si este es foco del narcotráfico hacia el exterior.

Según fuentes de la Armada, en lo corrido de 2009 se ha logrado la incautación de más de 56 toneladas de cocaína, con lo que se ha evitando que cerca de 1.400 millones de dólares lleguen a las finanzas de los grupos narcoterroristas.

Otro de los pedidos que Estados Unidos ha planteado, señala que en caso de que un tercer estado requiera colaboración militar, es asumir el mando de dicha operación, teniendo en cuenta que la intervención sería únicamente con el propósito de "defender la democracia y la libertad de la nación".

Así mismo, Colombia ha tenido en cuenta el tema de la inmunidad de los 1.400 ciudadanos norteamericanos que estarían en las bases militares colombianas. El acuerdo establece medidas específicas para que, respetando la inmunidad prevista en este tipo de acuerdos, se haga seguimiento a los procesos eventuales a que haya lugar por violación a la ley colombiana.

En este punto, Colombia planteó que sólo los 800 militares tengan inmunidad diplomática, mientras que los 600 civiles contratistas no contarían con este beneficio. Por supuesto, EE.UU. aún analiza estos puntos.

Finalmente, el Gobierno creará un Comité Nacional integrado por el Ministro de Defensa, la cúpula militar y los comandantes de cada base, con el fin de determinar cuántos militares, aeronaves, y equipos se podrán instalar en cada centro de operación.