Primer ministro peruano considera "muy grave" nexos entre Farc y Túpac Amaru

Javier Velásquez Quesquén, advirtió que se tomarán las previsiones necesarias desde el Poder Ejecutivo para detener la supuesta alianza.

El primer ministro peruano, Javier Velásquez Quesquén, consideró "muy grave" los supuestos vínculos entre las Farc y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) de Perú, aunque el presidente del país, Alan García, minimizó su importancia.

"Es una evidencia que conocíamos desde meses atrás y resulta siendo muy serio y muy grave. Vamos a tomar las previsiones necesarias desde el Poder Ejecutivo" , dijo Velásquez a periodistas en Lima.

El primer ministro se refirió así a la información divulgada por el diario peruano El Comercio sobre más de un centenar de correos electrónicos del fallecido líder de las Farc alias 'Raúl Reyes' que supuestamente prueban sus vínculos con el MRTA.

El diario señaló que de la lectura de estos documentos guardados en los computadores de 'Reyes', que se encontraron en un campamento de las Farc bombardeado en territorio ecuatoriano el año pasado, "se evidenció la existencia de un vínculo entre esa guerrilla y células de peruanos en Chile, Bolivia y Venezuela con probada militancia" en el MRTA.

En ese contexto, Velásquez comentó que "era casi notoria esa relación de las Farc con rezagos del terrorismo que actúan dentro del país" , algunos de ellos "dentro del sistema democrático para tratar de alimentar estos organismos que utilizan las herramientas de la violencia y crimen para hacerse escuchar".

Pero el presidente peruano, Alan García, minimizó hoy la importancia de los vínculos de miembros del MRTA con las FARC, ya que, a su parecer, se trata de dos o tres personas que "han querido aprovechar de conocimiento anterior con las FARC para sacarles cien mil dólares".

Explicó que el MRTA ya tenía hacía 20 años vínculos con la ahora extinta guerrilla del M-19 de Colombia y "ahora parece que quieren tener vínculos" con las Farc.

Los "emerretistas" aparecieron en 1984 con un ataque contra la embajada de Estados Unidos en Lima, cuatro años después de que surgieran los maoístas de Sendero Luminoso, el más violento de los grupos terroristas que ha conocido Suramérica.

El MRTA está prácticamente desaparecido tras su última acción armada, que fue el secuestro en la embajada de Japón en Lima en diciembre de 1996, finalizada en abril de 1997 cuando miembros de las fuerzas especiales llevaron a cabo una operación de rescate de los 72 rehenes del MRTA y en la que murió uno de los secuestrados.

 

Temas relacionados