Descripción: 
La modista quiere llenar con su arcoiris a la Gran Manzana, donde asegura "hay un movimiento procolor" que dice no existía hace diez años. Ruiz de la Prada llegó a esta ciudad hace doce años cuando tuvo dos tiendas.