Ex portero de Flamengo, en prisión preventiva

Bruno Fernandes es sospechoso de participar en la desaparición de la ex amante Eliza Samudio.

La justicia brasileña ordenó la prisión preventiva del ex guardameta del club Flamengo, Bruno Fernandes, y de otros ocho sospechosos de participar en la desaparición de la ex amante del futbolista, Eliza Samudio.

Bruno y los demás implicados estaban bajo el régimen de detención temporal desde comienzos de julio pasado y, al expirar hoy esa medida, la jueza Marixa Fabiane, del Tribunal del Jurado de Contagem, en el estado de Minas Gerais, ordenó la detención preventiva hasta que sean llevados a juicio.

La petición de detención preventiva fue solicitada por el Ministerio Público como parte de la investigación por la desaparición y supuesto asesinato, en junio pasado, de Samudio, de 25 años, que reclamaba al futbolista la paternidad de un hijo suyo, hoy de cinco meses de edad.

Con base en las declaraciones de uno de los implicados y en las investigaciones, la policía considera que Samudio fue asesinada, aunque su cadáver no ha sido encontrado.

Por esa causa, Bruno, su amigo Luiz Henrique Romao, alias "Macarrón" y otros implicados están acusados de secuestro, homicidio, ocultación de cadáver y corrupción de menores, por involucrar a un joven de 17 años en el caso.

Según la versión del menor, Samudio fue secuestrada, golpeada y luego estrangulada, tras lo cual parte del cadáver fue dado a comer a unos perros y el resto, sepultado y cubierto con cemento en un lugar que no reveló.

En caso de ser considerados culpables en juicio, Bruno y los demás implicados pueden ser condenados a penas de hasta 42 años de prisión.

El ex portero del Flamengo y otros acusados están detenidos en la Penitenciaría Nelson Hungría, en Contagem, mientras que la esposa del futbolista, Dayanne Souza, también involucrada en el caso, está presa en la penitenciaría Estevao Pinto, en Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais.

Además de las peticiones de prisión preventiva, la policía envió una orden de detención de una amante de Bruno, Fernanda Gomes Castro, que se quedó con el bebé de Samudio en los días en que desapareció la chica y está considerada prófuga de la justicia.

El bebé fue rescatado por la policía y entregado al cuidado de sus familiares maternos.

Temas relacionados