George Clooney, salpicado por las fiestas de Berlusconi

Vanity Fair dedica un reportaje a Sabina Began; mujeres de la moda critican el concepto de mujer del primer ministro.

La más reciente edición de la revista italiana Vanity Fair publica una entrevista con Sabina Began, actriz alemana de origen bosnio y una de las que asegura ser la “novia secreta” de Silvio Berlusconi. En una de las muchas fotos que se pueden ver en la edición en internet, se ve a al primer ministro italiano con Began y el actor George Clooney.

El actor tiene una casa de veraneo en el lago Como, al norte de Italia, y ya son varias veces la que ha estado salpicado en el escándalo de Berlusconi. Se supo que acudido a una de aquellas fiestas en Roma, Berlusconi lo invitó en septiembre de 2008 a una cena en la que también participó Sabina Began, la modelo que hoy por hoy está acusada de reclutar prostitutas a la hora de organizar las fiestas bunga bunga.

Clooney aceptó la invitación e incluso se fotografió con los involucrados. A la cita acudió acompañado de su entonces novia, la italiana Elisabetta Canalis, informa el diario español El País de España.

Ahora, dos años y medio más tarde, en marzo de 2011, Berlusconi decidió llamar a Clooney para que testificara en su defensa en el juicio del caso Ruby, donde el primer ministro está imputado por prostitución de menores y abuso de poder. El actor, sin embargo, no acudió al juicio.

Mujeres contra de Berlusconi

'Estoy asqueada. No tengo palabras. ¿Cómo puede Italia tolerar a Silvio Berlusconi y su corte de chicas?'. La pregunta la lanzó Anna Wintour, la directora de Vogue EE.UU, en el desfile de Versace organizado en la semana de la Moda de Milán. La temible editora dejó por un instante a un lado su característica frialdad y expresó con rotundidad al diario italiano La Repubblica toda su indignación por la imagen que Italia exporta del país y de la mujer por culpa de Berlusconi.

'Al leer las crónicas sobre su primer ministro', comenta la dama de hierro de la moda internacional, 'uno piensa que no puede ser verdad. No puede ser que los italianos no hagan nada para echarlo. Me gustaría ver a las mujeres en las calles o durante los desfiles protestando contra él. Italia está atravesando por una etapa casi dictatorial'.

Y añade: 'Mientras asistía al desfile de Miuccia Prada me preguntaba cómo es posible tener a dos realidades tan opuestas una frente a la otra. Por un lado, el made in Italy, los diseñadores, las grandes creaciones que os distinguen en todo el planeta. Y por otro, una situación política tan deteriorada'.

A las declaraciones de la editora de moda que inspiró la película "El diablo viste de Prada" se sumó Franca Sozzani, directora de Vogue Italia: 'Berlusconi transmite al mundo la impresión de que el país es un enorme puticlub'. La editorial italiana cuenta su propia experiencia: 'Siempre que hablo con un extranjero tengo que defender a mi país. No puede ser que se siga exportando una imagen tan negativa de Italia como sucede ahora'.

A estas voces críticas con Berlusconi se unió la propia diseñadora Donatella Versace. 'El clima es pésimo. Hablo en general del país. Italia es un lugar en el que ahora no se puede vivir. Lo que Berlusconi está haciendo a las mujeres no se puede soportar'. Y lanzó una petición: 'Hace falta otra manifestación de protesta protagonizada por mujeres. Si se organiza yo estaré allí en primera fila'.